Josef Ganz volkswagen
- Publicidad -

¿Quién inventó el Volkswagen Beetle? Parece una pregunta de cultura general o de un juego de fiesta y en principio tiene una respuesta simple: Ferdinand Porsche. Sin embargo, esto quizá no sea del todo cierto y podría ser otro de esos casos donde la historia está incompleta. Esto ya pasó con el inventor de la bombilla y del teléfono; casos donde el crédito se le atribuye a la persona indebida. Aquí es donde entra en escena el nombre de Josef Ganz, un ingeniero alemán quien era un verdadero experto en autos y que trabajó en la idea original detrás del volkswagen.

Josef Ganz es quien podría ser el verdadero inventor del Volkswagen Beetle como auto y como concepto. Él sufrió la misma suerte de Nikola Tesla y Antonio Meucci. Es decir, eran verdaderos genios y los auténticos inventores de los aparatos que moldearon el mundo moderno, pero les robaron sus ideas y quedaron en el olvido, o casi. Lo que condenó a Ganz a este desafortunado club fue ser un judío en Alemania durante el auge de los nazis, así que tenía todas las de perder.

El Volkswagen como idea

Empecemos desde el principio, desde el significado del nombre Volkswagen. Quizá piense que es un nombre salido de la nada, pero detrás tiene una idea muy poderosa. Acudiendo directamente al traductor en alemán, volks significa gente o pueblo, mientras que wagen es carro o auto. Volkswagen no nació como marca, sino como la idea de hacer un auto para el pueblo, la gente del común que no podía costear un automóvil en la época de los años 30. Cuando vea volkswagen escrito en minúscula no se preocupe, no hablamos de la marca sino de la idea.

Josef Ganz soñaba con la idea de revolucionar el mundo de los automóviles. Desde 1923 se preparó como ingeniero y fue escritor en una revista automotriz llamada Motor-Kritik. A pesar de ser una auténtico petrolhead, no tenía los recursos para comprar un auto de su época. Esto le dio las bases para saber cómo debía ser un verdadero auto del pueblo. Gracias a eso, en 1930 presentó su primer prototipo llamado Ardie-Ganz y él mismo lo presentó en la revista para la que escribía. En este auto ya estaban las bases para el escarabajo original: chasis central, suspensión independiente, ejes oscilantes y motor horizontal central trasero.

Una idea hecha realidad

Lo aprendido con el primer prototipo le permitió a Josef Ganz seguir adelante con los esfuerzos para materializar su idea de auto del pueblo o volkswagen. En 1932 se asoció con la empresa Standard, quienes creyeron en las ideas de este periodista automotriz y así nació el Standard Superior Type 1 al año siguiente. El modelo recibió el apodo de Escarabajo de Mayo en honor al animal favorito de Ganz.

Josef Ganz volkswagen
E aquí el Standard Superior Type 1 en toda su gloria.

El Superior era un modelo completo, con una carrocería cubierta y curvilínea, faros redondos, tamaño reducido, ejes oscilantes y motor ubicado en el eje posterior, aunque era de 2 tiempos. Mírelo por donde lo mire, es un Beatle en versión beta y desde el principio se lo conoció como volkswagen: el auto del pueblo. En ese año, Hitler subió al poder y sin perder tiempo abrió el Salón del Automóvil de Berlín de 1933.

Una idea demasiado buena

Hitler y su círculo cercano acudieron a ese evento y está documentado que mostraron interés en su idea. El concepto propuesto por Josef Ganz de un volkswagen de bajo costo era muy buena para atraer la simpatía de la gente, pero no podía venir de un ingeniero judío. Con esa idea en mente, Hitler le encargó la tarea de diseñarlo a Ferdinand Porsche. Este otro ingeniero alemán no se molestó en empezar desde cero, sino que reutilizó varios de sus viejos diseños para darle vida al proyecto. En el libro El escándalo de Volkswagen de Jack Ewing se documenta que Hitler le pasó la idea de producir un volkswagen a Ferdinand Porsche. Para bajar los costos, acudió a ideas viejas propias y sacó ‘inspiración’ de un modelo producido por Tatra. Sin embargo, en ninguna parte se menciona a Josef Ganz.

Josef Ganz volkswagen
Uno de los muchos prototipos del escarabajo hechos por Porsche antes de la versión final.

Sobra decir que el partido Nazi no se caracterizaba por su integridad a la hora de actuar. Si bien no hay ningún indicio qué relacione a Ganz con el desarrollo del auto de Porsche, cabe la posibilidad que ese indicio haya sido borrado de la historia por el gobierno de turno. Aceptar que una de las ideas más revolucionarias de los Nazis viene de un ingeniero judío era algo impensable. Por eso, en 1934 le prohibieron a Ganz trabajar como periodista y como ingeniero consultor. Ese año su nombre desapareció del desarrollo del Standard Superior y tuvo que huir del país para evitar la violencia contra su pueblo.

El final de un genio

Sin Josef Ganz en el camino, el desarrollo del volkswagen siguió en marcha, con varios prototipos hechos por el señor Porsche. En 1938 le quitaron la ciudadanía a Ganz y de paso sus derechos sobre el prototipo del Superior. Justo a tiempo para que el auto del pueblo sin nombre se registrara como KDF Wagen por una compañía recientemente fundada llamada Volkswagen. En ese entonces, el nombre Beetle seguía siendo un simple apodo.

Josef Ganz volkswagen

Por su parte, Josef Ganz tuvo que emigrar por varios países para escapar de los Nazis. En Suiza intentó reiniciar la producción de automóviles con otro prototipo, pero los funcionarios corruptos trataron de quitarle sus inventos. Cansado de tantas peleas legales, en 1951 huyó a Australia, trabajó como ingeniero para GM y volvió a intentar fabricar su versión del volkswagen, pero no tuvo éxito. Se le presentó la oportunidad de volver a trabajar en Alemania, justamente para Volkswagen, pero sufrió un infarto justo antes de poder partir y nunca pudo viajar.

Murió solo, deprimido y agotado el 26 de julio de 1967. Sus restos fueron cremados y esparcidos en un jardín australiano, sin una tumba para estipular que él fue el verdadero inventor detrás de la idea original del Volkswagen Beetle. Ganz siguió el camino de todos los grandes inventores, los de verdad. Esos que llegan con una magnífica idea, pero que no la pueden aprovechar por las circunstancias y son ignorados por la historia. Así que, la próxima vez que juegue Preguntados y le aparezca la pregunta del inicio, responda que fue Ferdinand Porshe y gánese el punto, pero no olvide darle las gracias a Josef Ganz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí