SLR McLaren Stirling Moss

Vamos a terminar la semana como la empezamos: dedicando nuestra sección Classico a uno de los modelos más representativos de Mercedes-Benz. El lunes fue el 190 E 2.5 16 Evo II, un “conservador” sedán con alerones extravagantes y poder Cosworth, y hoy le llega el turno a un superauto que fue el sueño de muchos a principio de milenio. Inspirado en los SLR de antaño y desarrollado conjuntamente entre Mercedes-Benz y McLaren, el SLR era una máquina increíble y especial. Pero lo fue todavía más cuando Mercedes-Benz dedicó cuatro versiones del SLR McLaren a nadie menos que Sir Stirling Moss.  

7:22 de la mañana

Volvamos al año 2005. Nuestro ídolo Juan Pablo Montoya corre para el equipo McLaren-Mercedes en la Formula Uno, McLaren solo ha fabricado el legendario F1 y recién salió Need for Speed: Most Wanted. Los dos carros más caros del juego son nada menos que el Porsche Carrera GT y el Mercedes-Benz SLR McLaren. Y con razón: por un buen rato incluso fueron los dos carros más rápidos probados por Top Gear. Pero ya habían pasado 2 años del lanzamiento del SLR McLaren y Mercedes-Benz quería más. Fue entonces que el fabricante alemán lanzó, en 2006, el SLR McLaren 722 Edition.

Jeremy Clarkson probando el Mercedes-Benz SLR McLaren

¿Por qué 722? Porque era el numero del Mercedes 300 SLR con que Sir Stirling Moss corrió la Mille Miglia junto al legendario periodista automotriz Denis Jenkinson. El numero que se le asignaba a cada carro para ese evento era la hora a la que el vehículo tomaba la largada en Brescia. En el caso de Moss y Jenkins, las 7:22 de la mañana. Equipado con un motor V8 supercargado de 5,4 litros y 24 válvulas que producía 641 caballos de potencia (24 HP más que el SLR “corriente”), el SLR 722 Edition era capaz de hacer el 0-100 km/h en apenas 3,6 segundos.

En 2007, llegó el Mercedes-Benz SLR McLaren 722 GT: una versión solo para las pistas del SLR 722 hecha a petición de clientes de Mercedes. Preparados por Ray Mallock Engineering, los 722 GT eran 30 HP más potentes, cortesía de un sistema de admisión y escape de carreras, y 398 kilogramos más livianos. Ya vamos dos versiones especiales dedicadas a Sir Stirling Moss y su ilustre carrera, pero vamos apenas por la mitad. En 2009, fue introducido el SLR McLaren 722 S: una variante del 722 de calle con un techo convertible en lona. Y por hermoso que sea el 722 S, lo mejor todavía estaba por llegar.

Un caballero y su flecha plateada

Originalmente, las siglas SLR significaban Sport- Leicht-Rennen: deportivo ligero de carreras. El SLR y las versiones 722 que lo siguieron eran una buena expresión de ese principio, pero estas palabras llegaron a su máxima expresión solo con el SLR McLaren Stirling Moss. Rediseñado para parecerse lo más posible al 300 SLR original, el Stirling Moss era un homenaje al legendario piloto británico, pero con 10 HP más que los SLR 722 de calle. No tenía techo, no tenía parabrisas, pesaba 200 kilogramos menos y su exquisito interior emulaba la cabina de la flecha plateada de 1955.

Se fabricaron solo 75 unidades del SLR McLaren Stirling Moss y solo podían comprarlo quien ya poseyera un SLR a un precio superior al millón de dólares. Una cifra descomunal, sin duda, pero también lo era su rendimiento: un 0-100 de 3 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h. El homenaje perfecto a un caballero que hizo leyenda. Sir Stirling Moss, lamentablemente, falleció el domingo pasado, pero estos cuatro bólidos de ensueño mantienen vivo su legado de triunfos a bordo de las legendarias flechas plateadas de Stuttgart.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here