Jeep Trackhawk Colombia

Hay dos tipos de personas en el mundo: las que se preguntan ¿Por qué? y las que se preguntan ¿Por qué no? Si usted pertenece a las primeras, no tendrá mucho sentido para usted meter un motor V8 de 707 caballos de potencia en un SUV. Si pertenece al segundo grupo, le tenemos buenas noticias: ya está disponible en Colombia el Jeep Grand Cherokee Trackhawk. No estamos hablando de otra cosa sino del Jeep más potente de la historia, capaz de acelerar de 0 a 100 más rápido que un Mercedes-AMG GLE 63, un BMW X5M o incluso el Audi RSQ8.

De tal gato, tal halcón

La receta que siguió Jeep y la gente de SRT para crear el Jeep Trackhawk es bastante sencilla. Básicamente tomaron un Grand Cherokee y le metieron el motor más grande y potente que tenían a la mano: el V8 6,2 supercargado que propulsa las versiones Hellcat del Charger y el Challenger. Sin embargo, a diferencia de los Hellcat, el Jeep Trackhawk no envía su potencia solo a las ruedas traseras. Equipado con una transmisión automática TorqueFlite de ocho velocidades y un diferencial electrónico trasero de dezlisamiento limitado, el Trackhawk tiene tracción a las cuatro ruedas. ¿El resultado? Una aceleración brutal: 0-100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima de 290 km/h.

Y conste que estamos hablando de un SUV de casi dos toneladas y media: con espacio para 5, asientos en cuero y un sistema de sonido Harman Kardon con 19 parlantes. Para asegurarse de poder detener tanta potencia y tanta masa, el Jeep Trackhawk está equipado unos enormes frenos firmados por Brembo. Y cuando digo enormes, me refiero a discos de 400 milímetros con mordazas de 6 pistones adelante y 350 milímetros con mordazas de 4 pistones atrás. Y, para garantizar máximo rendimiento en la pista, sumémosle a eso unos enormes neumáticos Pirelli de 295 milímetros de ancho.

707 potros por 549 palos

Como ya dije, Jeep no sacrificó comodidades o lujos para mantener el espectacular rendimiento del Trackhawk. Adentro encontramos cinco puestos tapizados en elegante cuero Laguna, siete airbags y un sistema de entretenimiento Uconnect con una pantalla de 8,4 pulgadas, Android Auto y Apple CarPlay. Esta pantalla también incluye las apps de SRT para monitorear parámetros de rendimiento en pista, incluyendo un cronometro y un medidor de fuerzas G. El Trackhawk, además, está decorado con emblemas específicos a esta versión y permite abatir los asientos traseros para incrementar su capacidad de carga.

¿El precio de tanta maravilla? Téngase fuerte, porque no es barato. El Jeep Grand Cherokee Trackhawk se venderá en Colombia a partir de $549.990.000. El precio, sin embargo, no suena tan descabellado si consideramos el precio del dólar, los impuestos a los vehículos importados en nuestro país y el rendimiento de este animal. Se comercializará a través de la red autorizada Fiat/Chrysler en Colombia y contará con el respaldo de su importador SKBergé. Ah, y por si acaso, asegúrese de tanquearlo con gasolina extra de 91 octanos: esos 707 caballos lo merecen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here