Luego de la gran sorpresa que dio Chevrolet en este 2019 al haber presentado el primer Corvette con motor central; decidieron no quedarse quietos y hacer una versión convertible de techo duro para esta nueva generación que denominaron Corvette Stingray Convertible; con innovaciones que nunca antes se habían visto en este histórico deportivo americano.

Desde su presentación en los años 50, la concepción del Corvette se pensó como un vehículo que fuera descapotable; es por ello que para la última generación quisieron retomar estos elementos, estas características y apropiarlas para así hacer un diseño totalmente revolucionario; que integrará por primera vez un techo rígido retráctil de fábrica, remplazando el conocido techo de lona.

Un diseño de otro mundo

El Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020, al igual que la versión Coupé, tomó como inspiración los aviones de combate. El techo rígido presenta formas aerodinámicas tipo góndola, influenciadas por la carcasa utilizada para motores de jet. Adicionalmente a eso para mejorar la aerodinámica, tomó como referencia los Corvettes concepto SS y SR2; además de proporcionan un perfil exótico y llamativo con el techo arriba o abajo.

El techo rígido retráctil también proporciona una ventana trasera con ajuste eléctrico y una entrada de aire para la refrigeración del motor central. Funcionalmente este techo de dos piezas se puede activar a velocidades de hasta 48 km/h; con la habilidad de retraerse gracias a seis motores eléctricos que remplazaron a los ya conocidos motores hidráulicos, generando una mayor confiabilidad y rapidez, logrando abrirse o cerrarse en tan solo 16 segundos.

Su corazón no deja de sorprendernos

Al igual que el Corvette Stingray Coupé, la versión convertible, equipará un motor central de 6.2L V8 atmosférico de bloque pequeño LT2 de última generación, con la capacidad de generar 495 Hp y 637 Nm de torque, acoplado a una transmisión automática de doble embrague de 8 velocidades, siendo esta la primer transmisión con estas características presentada por la marca americana.

La producción del Chevrolet Corvette Stingray 2020 coupé iniciará a finales de 2019 en la Planta de GM en Bowling Green Kentucky; para esta versión convertible la producción arrancará a finales del primer trimestre de 2020. Así que solo queda esperar para comenzar a verlo en las calles porqué realmente será un deleite al ojo, al oído y al tacto si se tiene la posibilidad de conducirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here