Nissan Z Proto modificado

A mediados de septiembre, Nissan acaparó los titulares en todo el mundo automotriz con la presentación de lo que será el sucesor del 370Z. Estilizado, deportivo y con toques retro por doquier: el prototipo del provisionalmente llamado 400Z capturó la atención de los aficionados. Tanto así que algunos no se resistieron las ganas de imaginar cómo se vería el Nissan Z Proto modificado. Uno de estos aficionados es el talentoso diseñador estadounidense Jon Sibal, un nombre que para algunos no necesita presentación. Pero si usted no conocía el trabajo de Sibal, está de suerte porque estos son dos de sus mejores trabajos hasta ahora.

El Z del demonio

El primero de los renders combina elementos de diseño tomados del Z de primera generación y del prototipo recién presentado. Parece casi una ilusión óptica en la que uno no sabe donde termina lo nuevo y empieza lo viejo, aumentada con modificaciones estéticas estilo JDM tan características como su color azul. Si usted es amante del anime, seguro ya sabe qué carro tomó Sibal como inspiración: el Devil Z, uno de los protagonistas de Wangan Midnight. Y si nunca ha visto Wangan Midnight, debería: es como Initial D, pero con un Nissan de 600 caballos de potencia corriendo a 300 km/h en las autopistas de Tokio.

Esa controversial entrada de aire inferior en el bómper delantero del Z Proto definitivamente se ve mejor con un intercooler enorme detrás, ¿no? La parilla y las luces adelante también son prestadas del prototipo, mientras que los espejos y el capó son idénticos a los de un 240Z. Atrás, predominan las líneas del Z clásico, pero con luces modernizadas. Llaman la atención también las ruedas con rines Watanabe, apenas cubiertas por los pasos de rueda ensanchados. Y considerando la facilidad para extraer potencia de un motor turbo moderno, no sorprendería que el V6 turbo del próximo Z pueda modificarse para tener la misma potencia que este ícono.

Zuper GT

Pasemos ahora a la segunda creación de Sibal, un Nissan Z más fiel a las líneas de la versión Proto, pero todavía más modificado que el anterior. En este caso la inspiración también provino de Japón, aunque no de las carreras callejeras en la Wangan-sen, sino las profesionales. Me refiero puntualmente al campeonato nacional japonés de turismos, mejor conocido como Super GT. Nissan, sobra decir, es una leyenda en este campeonato; llevándose varios títulos corriendo con todas las generaciones del GT-R y con el 350Z. Y si está dudando sobre la funcionalidad de ese enorme alerón y esa exagerada carrocería, no se preocupe: no están ahí de adorno.

Estos bólidos, además de tener una aerodinámica sumamente refinada, pesan poco más de una tonelada. Como si fuera poco, todos los fabricantes inscritos compiten con motores cuatro cilindros en línea turbo de 2000 cc que producen unos increíbles 650 HP. Sibal incluyó todos los elementos característicos a un carro de esta categoría y el resultado es tan espectacular que parece casi real. De confirmarse los rumores y Nissan descontinúa el GT-R, es bastante probable que el nuevo Z tome su lugar en el Super GT. Por ahora todo es fantasía, pero soñar no cuesta nada y es mucho más placentero con renders tan bien logrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here