BMW 128ti

BMW quiere entrar duro en la guerra de los hot-hatch de tracción delantera con el 128ti. En este momento se encuentra en las etapas finales del desarrollo de un compacto de carácter deportivo diferente a lo tradicional. Este nuevo modelo estará un peldaño por debajo del M135i xDrive. Sabemos que para los puristas esto es una afrenta a la herencia de BMW, pero podría ser un rival duro para el Golf GTI y un nuevo rumbo que explorar para la marca bávara.

Un enfoque diferente

A pesar de que no lleve la letra M en el nombre, el BMW 128ti desde ya se perfila como un hot-hatch hecho y derecho, prueba de ello es que su desarrollo se está llevando a cabo en las carreteras de Eifel y en la pista de Nürburgring. Pensemos este compacto no como un velocista, sino como un auto más enfocado en una conducción activa y juguetona. Por eso prescinde de elementos como la tracción integral y del motor de 6 cilindros.

Para dar fuerza a esta idea, monta un motor de 2 litros TwinPower Turbo con una potencia de 265 HP, 36 HP menos que el M135i. También abandona el sistema xDrive para ser únicamente de tracción delantera. Con algunas modificaciones sutiles, logra reducir unos 80 kilos respecto a su hermano mayor. Estos cambios hacen que logre los 100 km/h en 6.1 segundos, mientras que el M135i lo hace en 4.8.

¿Un GTI en potencia?

Calma. Que el BMW 128ti no lleve los emblemas «M» no significa que lo van a privar de las mejoras típicas de la letra más poderosa del mundo. La dirección y la suspensión tienen afinación M buscando una sensación más deportiva. Prueba de ello es el diferencial Torsen que monta para mejorar el agarre del eje delantero. También se modificó el BMW Performance Control para aumentar la agilidad en curva. Hasta ahora BMW anunció que la caja de cambios es automática Steptronic de 8 cambios, una caja bastante buena. Sin embargo, si la marca bávara quiere lograr una sensación deportiva completa, lo ideal sería dar una caja manual como opción.

Ya se oyen a lo lejos los puristas diciendo que BMW debería ser solo de tracción trasera y que el mejor Serie 1 fue el M140i. En un día normal tendrían razón, pero el BMW 128ti propone algo completamente diferente a lo habitual y que muchos entusiastas esperaban: un carro rico de manejar. No más rápido, no más potente, sino que sea más disfrutable en la vida real con límites de velocidad y el tráfico diario. Por ahora solo queda esperar al lanzamiento de ese modelo en noviembre de este año y ver si cumple lo que promete.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here