Jeep Wrangler 392 V8

El nombre Jeep es tan típicamente estadounidense como el béisbol o un enorme motor de ocho cilindros en V. Pero, por algún motivo, hace décadas que esas dos cosas no estaban juntas en un producto oficial hasta hoy. Salude al nuevo Wrangler Rubicon 392 equipado con un motor V8 que lo convierte en el Jeep más rápido, potente y capaz alguna vez fabricado. Eso al menos según Jim Morrison el presidente de Jeep y, la verdad sea dicha, las cifras están de su lado.

Un Jeep para gobernarlos a todos

Básicamente estamos hablando del mismo Wrangler 392 Concept presentado en julio, pero con todavía más potencia y destinado a producción masiva. ¿Cuánta potencia más? 20 caballos adicionales para un total de 470, convirtiéndolo efectivamente en el Jeep de serie más potente de la historia. El motor V8 de 6,4 litros produce además 637 Nm de torque que son enviados a una caja automática TorqueFlite de ocho velocidades. Uno esperaría que este conjunto motriz casi sacado de un muscle car venga acompañado del rendimiento de un muscle car…y sí. Estamos ante un Jeep que puede hacer el 0-100 en apenas 4,5 segundos y toma 13 segundos exactos en recorrer el cuarto de milla.

Y eso que Jeep no estaba pensando solo en el rendimiento, sino que cambió el cárter de aceite y la posición del alternador para evitar problemas en caminos difíciles. El motor V8, sin embargo, no es el único cambio en la mecánica del Jeep Wrangler Rubicon 392; es solo el principio. La transmisión emplea ejes Dana 44 y reparte el torque a las cuatro ruedas de manera permanente gracias  a una caja de transferencia Selec-Trac de dos velocidades. La suspensión, por su parte, es cinco centímetros más alta, incorpora amortiguadores Fox en aluminio y permite desconectar la barra estabilizadora frontal de manera electrónica. Sobra decir que el chasís recibió refuerzos adicionales en varios puntos para resistir el rendimiento del nuevo propulsor.

Todo lo que brilla es bronce

En el exterior también son evidentes varios cambios, la mayoría de ellos por razones funcionales. Lo primero que llama la atención son las enormes llantas de 33 pulgadas montadas sobre rines 17” que vienen listos de fábrica para usar beadlocks. Esto, junto a la nueva suspensión, se traduce en un ángulo de entrada de 44,5°, uno ventral de 22,6° y uno de salida de 37,5°. Otro detalle es la toma de aire funcional en el capó que trabaja junto a un sistema interior de trampas para expulsar hasta 15 galones de agua por minuto. Cortesía de este capó rediseñado, el Wrangler Rubicon 329 puede vadear aguas de hasta 82,5 centímetros de alto.

La parrilla frontal también es nueva y, junto a los emblemas y acentos en color bronce, sirve para identificar a este Jeep tan especial. Adentro, este Wrangler también recibe costuras y detalles en bronce además de un timón deportivo en cuero y casi todo lo que en otros Wrangler sería opcional. Todavía no se conoce un precio exacto de manera oficial, pero se estima que será cercano a los 60.000 dólares estadounidenses. Lo que sí es seguro es que el Jeep más rápido, potente y capaz alguna vez fabricado llegará a concesionarios de EE.UU a principios de 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here