Ni las fotos espía ni los teasers nos habrían podido preparar para lo que Ford tenía bajo la manga. ¿Es un veloz pony car? ¿Es un espacioso SUV? ¿Superman? El Ford Mustang Mach-E es un poco de todo y en Detroit esperan que sea todavía más. Bill Ford, tataranieto de Henry Ford, incluso llegó a comparar este nuevo producto con el Modelo T diseñado por su ancestro para cambiar eternamente la faz de la industria automotriz. Pero este nuevo capitulo en la historia del Mustang ha dado mucho de qué hablar, así que examinemos de qué estamos hablando.

Exterior controversial, números prometedores

El punto más controversial ha sido la apariencia del Ford Mustang Mach-E. La silueta es completamente nueva y sin precedentes en la familia del pony car preferido de Norteamérica, pero incluye elementos familiares como el capó alargado, las caderas traseras, las luces traseras de tres barras y una línea de techo estilizada que cae hacia atrás. Este ultimo elemento sería suficiente para considerarlo un coupé, dependiendo de lo que uno entienda por coupé, pero realmente estamos es hablando de un SUV. Un SUV coupé de cinco puertas con propulsión eléctrica y tracción trasera o integral. Llamado Mustang. Lo sé, para mí tampoco es fácil de digerir.

Uno de esos Mustangs no es como los otros…

Algo un poco más fácil de asimilar es el rendimiento. Habrá cuatro motores disponibles, partiendo desde los 255HP y llegando hasta los 459HP en la versión GT; el potro más salvaje de la gama Mach-E. Para alimentar estos motores, Ford ofrecerá dos baterías diferentes: Standard Range y Extended Range, de 288 celdas/75,7 kWh y 376 celdas 98,8kWh, respectivamente. ¿Qué traducen estos números? Bueno, más números, pero un poco más dicientes. Ford promete que el Mach-E GT hará el 0-100 en alrededor de 3,5 segundos y que las demás versiones, equipadas con la batería ER y tracción trasera, podrán alcanzar una autonomía de 480 kilómetros.

Mustang Multifuncional

El Ford Mustang Mach-E contará con una larga lista de funciones y equipamiento que será estándar u opcional dependiendo de la versión. Eso sí, todas traerán la ultima generación del sistema SYNC, un tablero digital de 10,2” y una pantalla táctil de 15,5” en la consola central. ¿Aparte de eso? Carga inalámbrica de celular, asientos eléctricos con memoria y calefacción, timón con calefacción, iluminación ambiental y la opción de un sistema de sonido Bang & Olufsen; usted sabe, todos los juguetes. En cuanto a seguridad, el Mach-E estará equipado con frenos que incorporan la nueva tecnología Flexira de Brembo. Además, el sistema Ford CoPilot 360 ofrecerá control de crucero inteligente, asistencia de frenada, parqueo y un enorme etcétera.

Pareciera que Ford quiere que el Mach-E lo haga todo. Que sea rápido, que sea ecológico, que sea cómodo, que sea practico y que sea asequible. ¿Lo lograrán? Difícil decirle por ahora. Lo que sí puedo decirle es que desde ya se puede separar un Mach-E en Estados Unidos y que también es posible configurarlo a su gusto. Las primeras versiones (Premium, a partir de US$50.600 y First Edition, a partir de US$59.900 en cantidades limitadas) estarán llegando a finales de 2020 y tendremos que esperar hasta el primer semestre de 2021 para las versiones Select (a partir de US$43.895), California Route 1 (a partir de US$52.400) y, la más esperada, la GT que arrancará en US$60.500.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here