Jay-Leno-accidente-II
- Publicidad -

Abramos el día (o tarde, dependiendo de su zona horaria) con una buena noticia. Después del accidente que alcanzó a quemar parte de su cara, Jay Leno fue dado de alta esta semana y se recupera de forma satisfactoria en su hogar.

Así lo informó el Hospital Grossman especializado en quemaduras, en un comunicado a través de LinkedIn con todo y fotografía con un sonriente Leno. El presentador y excomediante continuará su recuperación en casa, con seguimiento periódico por parte de los médicos y el hospital. Lo importante aquí es que no pasó a mayores, y que a pesar de tener cicatrices notables, Jay Leno se ve bastante feliz y en buenos ánimos después del accidente.

Los detalles del incidente

Leno junto al auto en cuestión, en un video que tiene nueve años a la fecha. Todo ese tiempo y el look del hombre no cambia.

Según los reportes, el accidente que provocó quemaduras en el rostro de Jay Leno ocurrió el pasado 14 de noviembre. De acuerdo al mismo Leno y algunos de sus allegados, el presentador trabajaba en una de las joyas de su colección: un modelo a vapor de 1907 denominado White Model G.

Este auto en particular ha aparecido en el canal de YouTube de Leno, y es en esencia un vehículo que mezcla el estilo de uno de los primeros autos de la industria con una locomotora. Y es que los motores a vapor son cosa seria, ya que trabajan con agua a presión la cual se calienta gracias a algún un tipo de combustible; en este caso gasolina o queroseno.

Leno intentaba buscar la causa de un atasco en una de las líneas de este combustible, y una fuga en estas reaccionó a una chispa que en últimas fue la responsable de las quemaduras al presentador. Por fortuna un amigo y mecánico de Leno estaba presente y actuó rápido al separar al hombre de las llamas y contenerlas de inmediato.

Sin consecuencias de gravedad

Según el reporte médico, Leno sufrió quemaduras de tercer grado y es posible que requiera de injertos de piel en su rostro para recuperarse por completo. Aun así, el hombre se ve optimista y no se extrañe de verlo pronto en algún video presentando un auto de su colección o algo similar.

De hecho, el hombre es fanático de los autos a vapor y tiene varios en su colección. El White Model G en cuestión es uno de quizá 5 que se presumen sobrevivieron al paso de los años y se encuentra en un estado inmaculado, más allá de la fuga que ocurrió. Después de todo es un vehículo que tiene 115 años de edad y aún funciona.

Hay un futuro alterno en donde los autos a vapor mandan. Quizá por eso de las quemaduras no sea buena idea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí