Damas y caballeros, todos de pie, démosle la bienvenida al Lamborghini Sián: el animal más potente en salir de los establos de Sant’Agata Bolognese y el primero en incluir propulsión eléctrica. Este modelo, el cual se anunció hoy y será presentado en sociedad durante el salón automotriz de Frankfurt, representa el primer paso de Lamborghini hacía la electrificación, pero sin hacer a un lado la personalidad característica de la marca. El resultado es un vehículo extremadamente especial, por dentro y por fuera.

Un poco del pasado, un poco del futuro…

La plataforma básica del Sián es la misma del Aventador SVJ, igual que en otros modelos especiales, así que de entrada ya estamos tratando con un superdeportivo de altísimo desempeño. La genética del Aventador es evidente en las líneas del Lamborghini Sián, pero eso no limitó a los diseñadores del Centro Stile a la hora darle nueva vida a este diseño. Inspirado en los elementos clásicos del Lamborghini Countach de Marcello Gandini y las líneas futuristas del prototipo Terzo Millenio, el Sián es agresivo, futurista, aerodinámico y, al mismo tiempo, inconfundiblemente Lamborghini.

A título personal, me parece una belleza, como algo salido de una fantasía cyber-punk. El Sián tiene una esbelta línea del techo y curvilíneos guardafangos que se combinan y contrastan con marcadas líneas y ángulos rectos en el frente, los laterales y la sección trasera. Atrás, las seis luces de freno hexagonales inspiradas en el Countach refuerzan este lenguaje de diseño. El frontal, por su parte, recuerda al espectacular Lamborghini Veneno. Por todo lo anterior, el diseño del Sián es el complemento perfecto para lo que se esconde bajó su cuero…

Partiendo del motor de 759HP del Aventador SVJ, Lamborghini ha dotado al Sián con un tren valvular nuevo con válvulas de admisión en titanio. El resultado son 785 caballos de potencia: el motor de combustión interna más poderoso en la historia de la marca. Pero Sián es sinónimo de relámpago en el dialecto boloñés y ahí es donde está el cambio fundamental en este modelo, un sistema eléctrico de bajo voltaje que complementa al majestuoso V12.

Fuego y trueno

Este sistema está compuesto por un motor de 48 voltios incorporado a la caja de cambios y un supercondensador en lugar de las tradicionales baterías de ion-litio. Esto último es una primicia en la industria. El resultado son 34 caballos de potencia adicionales, para un total de 819HP, en un sistema que pesa apenas 34 kilos, regenera completamente su capacidad en las frenadas y permite al Sián parquear y dar reversa en modo 100% eléctrico. Sobra decir que Lamborghini no hace esto por ecología, sino por desempeño.

El Lamborghini Sián acelera de 0-100 en los mismos 2.8 segundos que el SVJ, pero la propulsión hibrida ayuda enormemente en la recuperación y la elasticidad del motor a la salida de curvas y acelerando una vez las llantas traccionan: es más rápido que el SVJ de 0-60 y de 70-120 km/h. Es de esperarse que el desempeño en pista mejore todavía más respecto al SVJ considerando la aceleración del Sián y su carrocería aerodinámica. ¡Ojalá uno de los compradores de las 63 unidades (y que ya están vendidas) se anime a llevarlo a una pista para corroborar esa corazonada y oír rugir a ese toro eléctrico!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here