Mercedes-AMG SL 43
- Publicidad -

En un mundo en dónde cada vez queremos más y más, y los vehículos poseen un sinfín de artilugios y trucos para satisfacer ese deseo, los «modelos de entrada» muchas veces son ignorados por la mayoría, por ser muy básicos o sencillos. Sin embargo, Mercedes-Benz llega con un argumento convincente para que le dé a los autos de entrada una oportunidad. ¿El nombre de esta opción? Mercedes-AMG SL 43. Una versión «sencilla» con el poder de AMG, el lujo de la nueva gama SL, y un motor que si bien es más pequeño, no deja de ser potente y entretenido.

Dónde se encuentra la mayor novedad del Mercedes-AMG SL 43, respecto a sus hermanos mayores, es bajo el capó. Los germanos tomaron una sierra de tamaño cómico y dividieron en dos su tradicional motor V8, para convertirlo en un 4 cilindros, y se lo colocaron al SL 43. No solo eso, inyectaron algo de tecnología de su equipo de Fórmula 1 en el motor, para tener el primer turbocargador electrónico alimentado por gases del escape en un auto de producción. Ojalá sea tecnología de 2020 o 2021, porque las cosas no se ven prometedoras para el equipo en el 2022.

Mercedes-AMG SL 43 1
Los motores V8 son divertidos sí, pero no le restan mérito al clásico 4 cilindros turbo.

Tecnología turbo híbrida de F1

Seamos técnicos. Mercedes-AMG en realidad no cortó en dos un V8, y puso lo que quedó en el SL 43. Lo que la marca si hizo, fue emplear el motor M139 de dos litros de desplazamiento, con el ya mencionado turbo electrónicamente controlado. Y sí, eso convierte al SL 43 en un híbrido ligero, con el mismo sistema que posee el Clase C. Con todo esto, el motor desarrolla 381 hp y 480 Nm de torque, con unos 14 hp adicionales al utilizar el modo boost. Cabe destacar que el sistema mild-hybrid de 48v también apoya sistemas eléctricos del auto, y cuenta con frenado regenerativo. 

En cuanto a transmisión, el SL 43 emplea una caja secuencial DCT de 9 marchas, conectada a las ruedas traseras. Como es de esperarse, este roadster deportivo posee varios modos de manejo, entre los que se destacan SPORT+ o RACE, que realmente le sacan el jugo a los 381 hp de este deportivo. Mercedes-AMG asegura que el SL 43 tiene una velocidad máxima de 275 km/h, y un 0-100 km/h en 4.9 segundos. El SL 43 también posee aerodinámica activa, con un spoiler retráctil en la parte trasera; y suspensión adaptativa, así como frenos de disco de material compuesto.

Personalización a la carta

El interior del Mercedes-AMG SL 43 no difiere mucho de sus hermanos mayores, el SL 55 y SL 63. Por ejemplo, en el SL 43 está el mismo sistema MBUX de entretenimiento con pantalla ajustable, tablero de instrumentos digital, techo suave retráctil y toda la conectividad moderna que usted necesita. Por supuesto, las sillas son en cuero, con Mercedes-Benz ofreciendo diferentes paquetes opcionales que agregan cuero en dinámica o napa, y el tablero posee apliques en aluminio pulido, o acentos en cromo negro.

Los paquetes opcionales también se suman al exterior; así como a sus prestaciones deportivas. Hay una opción con molduras cromadas, otra con acentos en fibra de carbón, y dos variantes “nocturnas” para oscurecer las piezas y detalles externos del SL 43. AMG también ofrece el paquete Dynamic Plus con un chasis y soportes del motor revisados, 10 mm menos en altura, diferencial autoblocante controlado electrónicamente y un modo RACE más poderoso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí