Mercedes-AMG G 63 Edition 55
- Publicidad -

AMG son las 3 letras que le agregan un toque de locura a la marca de autos que inventó el automóvil: Mercedes-Benz. Este preparador, que nació como empresa independiente, cumplió 55 años de añadirle picante a vehículos con estrellas en el frente. Para celebrarlo, crearon al Mercedes-AMG G 63 Edition 55. Por supuesto que para esta celebración iban a usar el Clase G, su producto más exitoso y popular hasta el momento.

Pero no se emocione de más, porque para esta celebración no traerán de vuelta al motor V12. Al mejor estilo de Mitsubishi, se trata de un paquete estético. Irónico, ya que por un tiempo Mitsubishi fue el favorito de AMG antes de forjar una alianza con Mercedes-Benz. Sin embargo, el G 63 ya es tan especial y preparado que le podemos perdonar eso. De paso están celebrando 20 años desde que AMG le puso las manos encima a la Clase G, así que son 2 cumpleaños por el precio de una versión especial. Eso sí, no la confunda con la Edición 550, porque no son lo mismo.

Un modelo de colección

Empezando de lo general a lo particular, el Mercedes-AMG G 63 Edition 55 tendrá 2 colores especiales como opción. Uno es el negro obsidiana brillante metalizado, ideal para el gánster de hoy; o el blanco opalito G Manufaktur, pensado para el artista urbano del momento. Ambos costados están adornados con un gráfico con el escudo de AMG en la parte baja de las puertas. Además, cuenta con unas llantas de 22 pulgadas con un diseño especial para esta versión. Hasta el tapón de la gasolina es único, ya que está terminado en cromo con el logo de AMG.

Para el interior, los de Affalterbach incluyeron en el Mercedes-AMG G 63 Edition 55 una serie de detalles distintivos. Hablamos de contrastes entre el negro y el rojo con varias particularidades. Por ejemplo, la tapicería de las puertas es predominantemente negra, mientras que la tela de microfibra de los asientos es roja. Lo mismo pasa en el volante, donde los 2 colores se distribuyen en el volante y se completan con detalles en acero inoxidable. Los logos con las letras AMG y 55 se encuentran en varias partes, incluso en las luces de bienvenida. No es muy discreto que digamos.

Una celebración de lujo

Para proteger esta camioneta mientras no la mueve, AMG también le incluye un cobertor personalizado para interiores. Bajo el capó mantiene el motor V8 biturbo de 4 litros que genera 576 HP y 850 Nm de torque. La ventaja de esta celebración es que no es de unidades limitadas, sino que se puede ordenar como un paquete adicional AMG Edition 55 por unos módicos 17.850 euros. Bueno, si es que logra ubicarse en algún punto de la lista de espera. La cereza del pastel es que habrá otras celebraciones como esta en los próximos meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí