Mercedes-Benz Clase G Edición 550
- Publicidad -

¿Qué es más inmortal? ¿Una Lada Niva, una Land Cruiser 70 o una Mercedes-Benz Clase G? Este tema da para un tratado y documental completo comparando los tres, pero ese no es el punto de estas palabras. El protagonista de hoy es una nueva versión de la Geländewagen, que al igual que sus compañeras rusa y japonesa se niega a morir. Ni siquiera la guerra, la eterna crisis de los chips o su precio astronómico la detiene. El monolito en cuestión es la Mercedes-Benz Clase G Edición 550, una serie limitada del 4×4 germano, que intenta darle más lujo a la tradicional silueta del modelo.

Tal vez por eso la Clase G sigue viva. Por aceptar con brazos abiertos su transformación en «vehículo premium prestigioso». La Edición 550 se basa en la versión G550 de la Mercedes-Benz Clase G; sólo que con un exterior e interior más finos para justificar que no es la poderosa AMG G63. Tenga la plena seguridad que sus 200 unidades se venderán en tiempo récord. Porque la gracia de una Clase G es mostrar autoridad y estatus social.

Prestigio alemán

Mercedes-Benz Clase G Edición 550 4
Mercedes-Benz anunció su edición especial vía Twitter. Tal vez porque toda la gente que compra una de estas es un «influencer» en aquella red social.

Bajo el cofre vive el mismo V8 de 4 litros que Mercedes-Benz usa en casi todos sus autos, y en la Clase G Edición 550 produce unos “suficientes” 416 hp. Es cierto que no se equiparan a los 577 equinos de la G63. Pero ese no es el espíritu de esta edición especial. Mercedes-Benz considera que su V8 twin turbo es adecuado para mantener la frugalidad, elegancia y aire único de la Edición 550. Si le parecen muy poco, creo que es mejor que consulte con Brabus o con Mansory. Ellos sí son expertos en crear bestias potentes.

Para acentuar ese “estatus exclusivo”, Mercedes-Benz equipó a la Edición 550 con rines de 20″ AMG color negro brillante. Este tono se extiende a las molduras inferiores, arcos de las ruedas, parachoques y elementos del trim. No puede faltar la típica placa que enumera cada una de las 200 unidades de esta versión especial. Mercedes-Benz sólo ofrecerá el modelo en color Júpiter rojo, gris arábico o una nueva tonalidad especial denominada moonlight white.

¿Pensó que Mercedes-Benz descuidaría el interior? Pues, piénselo dos veces, porque la Edición 550 no se podía quedar sin una cabina de lujo. Hay un nuevo tapizado en cuero Nappa de dos tonos, molduras y apliques en fibra de carbón y otra placa que marca la edición especial. Claro que tanto derroche tiene un precio, y si bien Mercedes-Benz USA no declaró un precio oficial, esta joya rondaría los 150 o incluso 200 mil dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí