Mitsubishi Outlander Black
- Publicidad -

Mitsubishi no aprende. Después de calentarnos el oído con varios concepts en el Salón del Automóvil de Tokio, nos presentó al Outlander Black Edition para el mercado americano. Si le desconcierta la primera oración, permítame señalar que el modelo en cuestión con el paquete de accesorios negros es esa camioneta blanca que ve al inicio. A primera vista no se ve ningún cambio respecto al modelo estándar. Sin embargo, trae un juego de piezas pintadas en negro y el equipamiento de la versión SE, nada más.

Los detalles que hacen especial a la Mitsubishi Outlander Black Edition son meramente estéticos. Hablamos de elementos como embellecedores en el parachoques delantero, las manijas de las puertas, los espejos laterales y los rines de aleación de 20 pulgadas. En el interior, las modificaciones se limitan al revestimiento del techo y los pilares. Todos estos detalles exteriores están pintados en negro brillante cuando usualmente son de color gris. El color de la carrocería puede venir en 2 tonos de negro, diamante o perla labrador, colores que ya se ofrecen en las versiones estándar.

Una buena camioneta

Mitsubishi Salón Tokio
Esta Outlander sí debería ser la Black Edition por razones evidentes.

Fuera de las novedades estéticas, la Mitsubishi Outlander Black Edition cuenta con un motor de 2,5 litros que genera 181 HP y 245 Nm de torque. La transmisión es de tipo CVT y cuenta con tracción integral. Como curiosidad, ofrece aire acondicionado de doble zona, techo panorámico eléctrico y 3 filas de asientos. Hay que aplaudirle que su tecnología en seguridad la hace merecedora del premio TOP SAFETY PICK+ de la IIHS. A la larga, es una buena camioneta que cumple con lo que ofrece, pero no era lo que estábamos esperando.

Mitsubishi se ha vuelto experto en prometer algo que no nos va a dar y en ofrecernos algo que no queremos. Sí, sus productos son buenos, aunque algo atrasados, y cuenta con la tecnología para ofrecer vehículos híbridos enchufables. Que ofrezca esa tecnología nos demuestra que están en capacidades de esforzarse un poquito más para presentar productos verdaderamente interesantes, como lo hacían antes. El Outlander Wild Adventure Style nos alcanzó a emocionar por su propuesta atrevida y divertida. Desafortunadamente, eso solo fue una provocación y eso ya es costumbre con esta marca. Lamentamos el negativismo, pero aún estamos esperando al Evo XI

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí