Los protagonistas de la industria automotriz parecen estar todos de acuerdo en que los vehículos autónomos son el futuro, tanto así que algunas han considerado necesario establecer alianzas para acelerar el desarrollo de esta tecnología. Es el caso de Mercedes-Benz y BMW, dos marcas que estamos acostumbrados a ver como rivales, ya sea en las pistas o en las salas de venta, pero que anunciaron por estos días un programa de cooperación a largo plazo.

El objetivo de esta alianza es poder ofrecer vehículos de serie que cumplan con los estándares de autonomía SAE nivel 4 para el año 2024 y, posiblemente, licenciar las tecnologías desarrolladas para que otros fabricantes puedan acelerar también su producción de este tipo de vehículos. Pero, ¿Qué son los niveles SAE y por qué alcanzarlos requiere tanto esfuerzo?

Como el ICONTEC, bueno, no realmente…

La Sociedad de Ingenieros Automotrices, o SAE por sus siglas en inglés, es una organización que define estándares, un trabajo como el que hace en Colombia el ICONTEC, guardadas proporciones. Tal vez hayan visto alguna vez el termino SAE HP en alguna ficha técnica: se refiere a los caballos de fuerza que produce un motor de acuerdo con los estándares específicos que establece esta organización.

Al igual que con la potencia, la SAE ha establecido el estándar J3016 para clasificar los carros autónomos, siendo el nivel 0 ningún tipo de autonomía y nivel 5 un carro completamente autónomo en todas las situaciones y que bien podría no tener siquiera tener timón o pedales. El nivel 4 al que apunta la alianza entre Mercedes Benz y BMW consiste en vehículos autónomos que en ciertas ocasiones requerirán operación manual, pero serán completamente autónomos en la mayoría de las situaciones.

Una unión hacia el futuro

Serán más de 1200 especialistas los que cooperarán para lograr este objetivo principalmente en los centros de desarrollo de BMW en Unterschleissheim y de Mercedes-Benz en Sindelfingen. Ambas marcas se proponen cumplir el tratado Safety First for Automated Driving, un documento según el cual el desarrollo de los vehículos autónomos tiene por objetivo superar al conductor promedio en cuanto a seguridad se trata.

BMW ya nos ha mostrado que su visión no es tan gris y que conservará un lugar para quienes amamos estar tras el volante, así que será interesante como estas marcas logran combinar su tradición y sus gamas deportivas con esta nueva tecnología. Lo único cierto es que semejante alianza entre dos nombres tan grandes seguro logrará su objetivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here