BMW M3 Touring
- Publicidad -

Parece increíble, pero tuvimos que esperar casi cuatro décadas por un BMW M3 Touring. ¿Valió la pena? Pues, ante usted está una camioneta (station wagon) de tamaño medio, con un amplio baúl de 500 litros, un corte más aerodinámico, tracción en las cuatro ruedas y 503 hp rugiendo bajo el capó. Me atrevo a decir que sí, la espera lo valió, con o sin frente polémico.

Es cierto que el BMW M3 Touring es prácticamente idéntico al M3 Competition Sedán en casi todo sentido. Ambos comparten el mismo motor seis cilindros con 3 litros de desplazamiento, 503 hp y 650 Nm de torque. En los dos hallará una trasmisión Steptronic de 8 marchas y espacio para cinco personas. Pero con el M3 Sedán no tiene una silueta tan aerodinámica y atractiva, ni un baúl expandible a 1.510 litros con gavetas y cajones prácticos, ni una suspensión más rígida en la parte de atrás. Todos ganan con un M3 Touring.

BMW M3 Touring 3
Ya no tiene excusa para un auto familiar que también sea divertido. Además, el M3 Touring es AWD, así que es instantáneamente mejor que una SUV.

Todos a bordo del M3 station wagon

Es cierto, lo primero que pensarán los detractores o escépticos es que el BMW M3 Touring es más pesado que el sedán. Y tienen razón, pero el aumento de peso es tan marginal, que no afecta casi en nada. 25 kg más pesa la variante Touring respecto al Sedán, equivalente a un niño pequeño o un par de perros de raza mediana. BMW afirma que el 0-100 km/h ronda los 3.6 segundos, a la par del M3 Sedán. A fondo se topará con el molesto limitador a 250 km/h, o 280 km/h si se agrega el paquete M Drive. Aunque fácilmente este bebé puede superar los 300 km/h.

BMW se encargó de mejorar la rigidez estructural del M3 Touring, sacrificando la opción del techo de fibra de carbón del M3 Competition Sedán. Tampoco hay transmisión manual, porque el M3 Touring sólo se ofrecerá en especificación Competition. Los modos de manejo permiten dirigir la potencia a las 4 ruedas, o las traseras solamente. Por supuesto que hay modo drift, con módulo para evaluar sus derrapes o tiempos de vuelta.

En términos de diseño, es lo que se imagina: un M3 con techo largo. Aunque, es cierto que BMW agregó un spoiler impreso en 3D y aletas aerodinámicas en el techo, con un acabado en negro brillante. Los rines son de 19” adelante, y 20” atrás; y BMW ofrece su parafernalia usual de paquetes con más partes en fibra de carbón, o frenos en carbón cerámica.

Más vale tarde que nunca

Al ingresar al BMW M3 Touring se encontrará con la cabina de un M3 como cualquier otro. ¡Que sorpresa! Claro, el baúl es más grande y cavernoso, y las sillas se abaten en una configuración 40:20:40. Lo que sí cambió es la actualización de la interfaz iDrive a su versión 8, con una pantalla curva doble de 12.3” para el panel de instrumentos, y 14.9” para el entretenimiento. Aunque lo que realmente capta la atención son sus sillas tipo cubo adelante.

El flamante BMW M3 Touring aparecerá en sociedad en el Festival de Goodwood, así que considere este un adelanto al mundo de esta práctica station wagon con potencia de sobra. Ojalá no tengamos que esperar otra eternidad por una, y que la versión Touring llegue para quedarse en la familia M3. BMW comenzará a producir el auto en noviembre de este año, para todo el mundo menos para Norteamérica. Dedos cruzados para que este Bimmer sí esté disponible en Latinoamérica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí