Porsche se está tomando en serio el lanzamiento al mercado del Porsche Taycan, su primer producto 100% eléctrico. Tan en serio, que la casa de Zuffenhausen ha puesto a prueba este nuevo modelo en una serie de escenarios increíblemente exigentes diseñados para llevar al Taycan al limite: una tanda de arrancones de 0-200 km/h, una prueba de 24 horas en el Nardò Ring y, por último, una jornada de pista en el Nürburgring con récord incluido. Ya sabemos lo básico del Taycan y ya hemos visto su interior , pero los resultados de estas pruebas nos confirman algo más: el Taycan será una locura en las calles y en las pistas.

A todo voltio, una y otra y otra vez…

El Taycan vendrá equipado con dos motores eléctricos, uno en cada eje, produciendo 600 caballos de potencia y su sistema funcionará a 800 voltios en vez de los 400 acostumbrados en los demás carros eléctricos. Para demostrar las ventajas de este diseño, Porsche ideó la Triple Endurance Run, empezando con una serie de pruebas de aceleración hechas sobre la pista de un aeropuerto. En ellas, el Taycan aceleró de 0-200 km/h un total de 26 veces y aun cuando no revelaron el tiempo exacto, Porsche confirmó que el promedio estuvo debajo de 10 segundos y con una variación menor a las ocho décimas de segundo.

Para no dejar dudas sobre la confiabilidad del Taycan, Porsche después llevó el sedán eléctrico a la pista de pruebas de Nardò en Italia: un gigantesco ovalo de 12.5 kilometros que se puede ver desde el espacio. Allí, Porsche corrió el Taycan a fondo por 24 horas seguidas, parando únicamente para recargar rápidamente las baterías mientras cambiaban de conductor. ¿El resultado? El Taycan recorrió una distancia de 3.425 kilómetros a velocidades entre 195 y 215 km/h. Suficientes pruebas, diría cualquiera, pero no Porsche. Porsche quería darle MÁS PATA al Taycan, solo para estar seguros.

El infierno verde con tecnología verde.

Finalmente, Porsche llevó el Taycan al legendario Nürburgring para hacer un tiempo en el Nordschleife, el circuito largo que excluye el circuito de F1 y que es usado por múltiples fabricantes como la vara para medir el desempeño de sus productos. Bajo el mando del piloto de pruebas de Porsche, Lars Kern, el Taycan giró en un tiempo de 7 minutos y 42 segundos. ¿Sorprendente? Bastante, pero no del todo considerando que Kern es el mismo pilotó que hace dos años impuso un récord de 6:47.25 en un Porsche 911 GT2 RS Weissach Package y que solo ha podido superar el Lamborghini Aventador LP770-4 SVJ.

Otro factor importante para lograr este gran resultado es el sistema de control de chasís integrado que Porsche ha bautizado 4D. Este sistema coordina en tiempo real los esfuerzos del batallón de acrónimos que usa también Porsche para mejorar el desempeño dinámico en otros modelos: el control de suspensión PASM (Porsche Active Suspension Management), las ayudas electrónicas del PDCC (Porsche Dynamic Chassis Control) y el control de reparto de torque PTV+ (Porsche Torque Vectoring Plus). Sumado al sistema de dirección trasero, el sistema 4D permitió al Taycan coronarse como el vehículo eléctrico de producción en serie más rápido del mundo en girar el Norsdschleife.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here