Trabajadores Tesla COVID-19 fábrica

La polémica con Tesla va más allá de su llegada no oficial a Colombia. ¿Recuerda cómo a mediados de mayo Elon Musk decidió reabrir ilegalmente la fábrica de Tesla en California antes de obtener los permisos adecuados? Hoy, más de veinte días después, hay reportes de que trabajadores en la fabrica de Tesla dieron positivo para COVID-19. Y esta no es la única denuncia que han hecho los empleados del fabricante estadounidense: algunos incluso se están quejando de acoso laboral. El tema es delicado, sobre todo considerando la oposición de Musk a las cuarentenas y que EE.UU pasó ayer los 114.000 muertos por COVID-19.

“Es como si nada, pero con tapabocas”

Los reportes de trabajadores infectados con COVID-19 en la fábrica de Tesla salieron a la luz ayer en un artículo del Washington Post. Dos empleados de Tesla se pusieron en contacto con este diario para denunciar, de manera anónima, lo que realmente está sucediendo en Fremont. Según ellos, varios supervisores en la fábrica se reunieron con sus equipos y les informaron que se detectaron casos de empleados infectados con coronavirus. Los supervisores afirmaron que estos empleados ya habían sido enviados a casa, pero tengamos en cuenta que la fábrica en cuestión emplea cerca de 10.000 personas y ya regresó a su operación normal.

Trabajadores Tesla COVID-19 fábrica

Hasta aquí, normal. No hay nada particularmente malo en que algunas pocas personas estén infectadas y las hayan enviado a cuidarse en casa. Lo verdaderamente preocupante es que podrían ser muchos más pues, según los informantes, ni Musk ni Tesla están acatando las medidas para prevenir el contagio.Desde gerencia no nos dicen nada [sobre las medidas de distanciamiento] porque tampoco las están siguiendo. Es como si nada, pero con tapabocas”, afirmó una de las fuentes del Washington Post. Y es que, si uno se pone a escarbar, algo no huele del todo bien en Tesla…

Presiones laborales

El diario intentó obtener la versión de Laurie Shelby, encargada del departamento de seguridad en el trabajo de Tesla, pero no hubo respuesta. No sorprende: en 2019 la división de salud ocupacional de California multó a Tesla con US$30.000 por condiciones inapropiadas de trabajo y fue Shelby quien salió a negar las infracciones. Reportes así abundan. En 2018 una jueza en California encontró a Musk culpable de violar el derecho laboral por sus practicas antisindicalistas. Y, hace menos de un mes, varios trabajadores de Tesla reportaron presión por parte de sus supervisores para saltarse las ordenes de cuarentena. Todo por acatar la orden ilegal de reapertura dada por Musk.

Trabajadores Tesla COVID-19 fábrica

Jessica Naro, una empleada de Tesla que aceptó identificarse, denunció a NBC News que su supervisor amenazó despedirla en caso que no regresara a trabajar. Carlos Gabriel, otro empleado, afirma que no recibió tal amenaza, pero sí una similar: podía no regresar a trabajar si no quería, pero no recibiría su sueldo. Lo anterior es particularmente grave si consideramos que personas como Naro y Gabriel no estaban dejando de trabajar por perezosos, sino por su propia seguridad. Otro empleado, debido a estas presiones, prefirió el anonimato y afirmó: «Le creo a los profesionales de la salud antes que a Elon«. La polémica está servida mientras, tristemente, las muertes relacionadas a esta pandemia siguen incrementando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here