Tesla GT-R R34
- Publicidad -

Damas y caballeros, ha caído un grande. El poderoso, icónico y representativo Nissan Skyline GT-R R34 compitió contra un Tesla Model S Plaid y no salió muy bien parado. El asunto es simple: la inmensa potencia del Tesla fue incontenible y de nada sirvió que el GT-R estuviera modificado para poder defenderse. Solo tuvo oportunidad cuando le cortaron la potencia al Model S y le agregaron un pasajero adentro.

Una pelea desigual

No se deje engañar, el Nissan Skyline GT-R R34 nunca tuvo oportunidad contra el Tesla Model S Plaid. Aun así, siempre es un placer escuchar al motor RB26DETT rugiendo en su máxima expresión. Su mecánica está ligeramente retocada con un solo turbo, nueva tubería de escape y de inducción, una reprogramación y otros retoques que fácilmente se pueden hacer en la casa. Bueno, eso si uno vive en un taller especializado.

Tesla GTR R34
El futuro VS el pasado. El auto más amado VS la pesadilla de algunos petrolheads.

El contrincante es nada menos que un Tesla Model S Plaid totalmente de fábrica, con sus 1020 HP intactos y menos de 1600 kilómetros recorridos. Esta es la primera vez que el dueño lo corre y decidió presentar su nueva adquisición a los de Hoonigan para que vieran de qué se trata el futuro. El Model S tiene 3 modos de aceleración: Chill, Sport y Plaid, los cuales administran la potencia. Esto es importante para más adelante.

David VS Goliat

Los de Hoonigan hicieron una carrera simple, un arrancón con la línea de meta a los 1000 pies o 300 metros. En la primera ronda el Tesla salió con el modo Plaid conectado y todos sus 1020 HP dejaron al GT-R R34 comiendo polvo. Ya se veía venir, aunque el Skyline hizo un intento bastante decente. En la segunda ronda la cosa cambió, pues pusieron al Model S en modo Chill para cortarle un poco de potencia y con un pasajero adicional, así que perdió la carrera sin mucha sorpresa.

Tesla GTR R34
Incluso en un modo intermedio (Sport) el Model S es el claro ganador de la contienda.

La última ronda el Tesla corrió con el modo Sport y eso hizo la carrera más cerrada. Aunque hay que admitir que la transmisión manual Getrag de 6 marchas le quitó mucha oportunidad al Skyline, por el tiempo perdido entre los cambios de marchas. Lo dicho, el GT-R perdía en el papel y en la vida real. Aun así, sigue siendo el preferido por la mayoría de nosotros, no importa qué números tenga o su edad. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí