Tesla Model S Plaid
- Publicidad -

Si hay algo que le gusta a Elon Musk (aparte de inventar cosas, jugar con el precio de las criptomonedas y usar nombres extraños) es darles más potencia a sus autos. De por sí todos los modelos de Tesla son, en su propio acorde, bastante rápidos y potentes. Pero el hombre no puede contenerse y su más reciente “inyección de voltios” la recibe el conocido Tesla Model S, con la versión “Plaid”. Única por su configuración trimotor que le permite amasar una potencia total de 1020 caballos.

El Model S Plaid fue anunciado por Musk vía Twitter en septiembre de 2019, como es de costumbre con el fundador de Tesla. El “Plaid” reemplaza a la edición Performance del Model S, el cual contaba con “sólo” dos motores, 790 caballos y un 0 a 100 km/h en 2.5 segundos. Números de amateur, en contraste con el motor triple del Plaid que además de sus 1020 “electroequinos”, consigue completar el sprint de 0 a 100 en 1.99 segundos y, con las llantas apropiadas, es capaz de alcanzar los 320 km/h. Este paquete de rines y llantas especiales, por supuesto, se vende por separado, y estará disponible en septiembre.

Tesla Model S Plaid 1
Plaid es una referencia de la parodia de Star Wars, Spaceballs, en la que la nave de «Dark Helmet» atraviesa el hiperespacio tan rápido que el universo se convierte en una camisa de leñador, o «plaid». De manera apropiada, la aceleración del Tesla Model S Plaid es igual de absurda, para un sedán familiar.

Números de hypercar

Estos números no son para nada despreciables, colocando al Tesla Model S Plaid en territorio de hypercar. Y pensar que hace sólo unos 10 u 11 años, el único Tesla era un clon del Lotus Elise y el Bugatti Veyron era el “rey de la cuadra” con sus 987 caballos. Lo curioso es que, Tesla planeaba una versión aún más loca del Model S Plaid. Denominada “Plaid+”, prometía más de 1100 caballos de potencia y un rango en exceso de 840 km con una sóla carga.

Sin embargo, Elon Musk a través de Twitter, su herramienta favorita, descartó la producción del Plaid+ hace pocos días ya que, según él, el Plaid es tan bueno que no hay necesidad de una versión plus. Así que 1020 caballos y 620 km de rango bastarán. En una entrevista con Electrek, Musk afirmó que “vemos que una vez que se tiene un rango de más de 640 km, la autonomía adicional no importa. (…) No existe ningún viaje de más de 640 km en donde el conductor no tenga que parar a descansar o comida, etc.”

Además, no creo que a todos los dueños del Tesla les preocupe la autonomía cuando se tienen las llaves a semejante aceleración. Tal es el caso que Jay Leno (si, ese Jay Leno), reportó recientemente que se llevó un Model S Plaid a una pista de piques en California y completó el ¼ de milla en 9.23 segundos a 245 km/h. De ser ciertos esos números, superaría por un par de décimas al Dodge Demon.

Al alcance de quien pueda justificarlo

De manera predecible este desempeño viene a un precio, uno particularmente costoso. Un Tesla Model S Plaid le costaría $131.190 dólares, después de un aumento de $10.000 dólares dada la cancelación del Plaid+. Si bien por esa cantidad de dinero no se puede conseguir en otro auto la misma aceleración y velocidad máxima, Tesla siempre ha estado por debajo de otras marcas de lujo, al menos en términos de calidad. No es que los Tesla estén mal construidos, es que al ser una marca Premium aún les faltan la pericia y los acabados para estar a la par con BMW, Audi o Mercedes-Benz.

Además, es difícil considerar lujosa a la cabina del Model S, ya que posee el controversial habitáculo minimalista poblado de cámaras y con el volante que parece robado de una máquina de arcade. De hecho, aún no creo que sea muy seguro durante maniobras de emergencia. Como es de costumbre con Tesla, una enorme pantalla, más grande que la de mi portátil, ocupa la mitad del tablero; en ella se pueden acceder a servicios de livestreaming y videojuegos, además de la parafernalia usual de tecnología y entretenimiento.

Las entregas del Model S Plaid, anunciadas en septiembre de 2020 pero retrasadas hasta la mitad de este año, comenzaron el 10 de junio. Por lo menos para este Tesla en particular, no se formaron filas gigantescas, como suele ser el caso de cierta marca de smartphones. Me pregunto ¿Qué tan pronto veremos una noticia en donde alguien choca uno de estos por andar en carreras ilegales?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí