Mercedes-Benz G 4x4²
- Publicidad -

Ahh cómo pasa el tiempo. Hace 2 años vimos como Mercedes-Benz probaba su Clase G 4×4² en el Nürburgring, todo gracias a nuestro espía. En ese entonces pensábamos que este todoterreno extremo se presentaría a finales del 2020. Cuando no llegó, quedamos con la cara pintada de payaso, ya que el prototipo se veía muy cerca al modelo final de producción. Tal parece que no era así, porque estamos a inicios del 2022 y no se ha presentado. Ahora, otro prototipo se dejó ver, pero ahora es rojo y tiene un camuflaje que cubre las mismas partes que hace 2 años.

El Mercedes-Benz Clase G 4×4² no tiene mucho misterio a primera vista, ya que las pocas cosas que están cubiertas es la parrilla, la parte frontal del maletero superior y el soporte de la rueda posterior. Como es evidente, los logos y los emblemas del modelo también están tapados. Por todo lo demás, es un Clase G hecho y derecho, sin grandes cambios estéticos muy notorios más que las enormes ruedas. Sin embargo, esta camioneta es como un truco de magia: lo que se deja ver, por un lado, oculta otra cosa por el otro.

Ahora lo ves, ahora no lo ves

Mientras vemos estas fotos espía del próximo Mercedes-Benz Clase G 4×4² y pensamos que no tiene nada de camuflaje, pasamos por alto un detalle. Algunas de las piezas que utiliza este prototipo ya las habíamos visto en el Clase G Professional. Hablamos de aquella actualización de media vida que se presentó en el IAA de Múnich con más opciones de personalización. Ese modelo vino con una escalera trasera, portaequipaje de acero y una cubierta para la rueda trasera. A primera vista, parecen las mismas que usa el Clase G 4×4², así que ya tenemos una idea de por dónde va la cosa. De lo que no se sabe nada es sobre la mecánica, ese es parte del truco.

Lo tradicional es que use un motor V8, pero no sabemos cuál. La cubierta de la parrilla no nos deja determinar si esta pieza usa el diseño panamericano o la tradicional. Si tuviera la parrilla panamericana, utilizaría el motor del G 63 y produciría unos deliciosos 585 HP. Por el contrario, si tuviera la parrilla normal, tendría el motor del G 500, es decir el mismo motor V8, pero con solo 422 HP. Ahí está el truco: ya sabíamos que era una camioneta más alta y extrema, pero una pequeña pieza de camuflaje en la parrilla no nos deja saber que hay detrás de ella. Solo un detalle, recordemos que el Clase G tiene una lista de espera hasta el 2024 y a decir verdad no sabemos cuándo se presente este prototipo, otro misterio de este enigma hecho camioneta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí