Mercedes G 4x4² Nürburgring

Este año los todoterrenos estadounidenses han sido los protagonistas en la industria automotriz. Por un lado, gracias al regreso del Ford Bronco y, por otro, al FCA con la nueva Ram 1500 TRX y el Jeep Wrangler 4Xe. Ahora, antes que se acabe el año, un alemán quiere hacerse con algo de esa atención. Hablamos del Mercedes-Benz Clase G 4×4² que fue visto por nuestros fotógrafos espías camino a unas vueltas de prueba en Nürburgring. No solo los deportivos tienen derecho a medirse en el infierno verde y seguramente los ingenieros de Mercedes querían probar esta maquina off-road de manera más dinámica. Además, con esos enormes discos de freno perforados, es evidente que este SUV tiene algo de espíritu deportivo.

SUV grande, camuflaje pequeño

El todoterreno alemán todavía tiene algunas partes camufladas, pero en otras el camuflaje deja poco a la imaginación. El tamaño de los pasos de ruedas, por ejemplo, es imposible de ocultar al igual que los neumáticos grandes. La considerable altura al suelo deja ver parte de una suspensión reforzada que parece diseñada para sortear cualquier obstáculo. En la parte delantera, oculta sobre el parabrisas, encontramos lo que podría ser un juego de luces adicionales. Atrás, el rin de la rueda de repuesto está tapado: algo extrañó considerando que el resto están perfectamente visibles. También llama la atención la inclusión de una escalera para acceder al portaequipaje en el techo. La marca de la estrella también recortó y cambió la orientación de los tubos de escape para que no estorben en caminos difíciles pues normalmente se encuentran al costado, por debajo de la puerta trasera.

Todavía es demasiado pronto para habar sobre la mecánica que esta Clase G llevaría debajo del capó. Sin embargo, puestos a especular, es probable que esta nueva versión reciba el mismo motor V8 biturbo presente en el AMG G 63 4MATIC. Esta unidad de 4.000 cc produce 570 HP caballos de potencia y 850 Nm de torque. Se cree que el el Mercedes Clase G 4×4² se presentará antes de acabar el año, algo coherente viendo que esta unidad vista en el Nürburgring parece bastante avanzada. Ojalá este no sea el único SUV de Mercedes-Benz en llegar a producción con el apelativo 4×4² y el fabricante se anime a producir el EQC 4×4².

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here