Mercedes-AMG S63e

Primero fue el C 63 y ahora es el S63e el que dentro de poco llevará la letra “e” y un motor híbrido. La marca de la estrella está muy comprometida con el tema de la electrificación gradual. Prueba de ello es que sus modelos más importantes están reduciendo sus motores a gasolina para darle paso a los motores eléctricos. Ahora es el turno del Mercedes-AMG S 63 y S 73 de llevar la letra “e” de E Performance con un sistema híbrido enchufable (PHEV).

Lujoso, potente y eficiente

Nuestros espías se toparon con un modelo camuflado del próximo Mercedes-AMG S63e haciendo pruebas de invierno. El modelo en las fotos no puede esconder su herencia deportiva gracias a los escapes cuádruples y a los frenos de alto rendimiento. Las mordazas del sistema de frenos tenían cinta donde usualmente está escrito AMG. Al ser una versión deportiva del Clase S que ya se presentó, la carrocería está descubierta en su mayoría, pero los parachoques no. Como todo un AMG, estas piezas tienen elementos como difusores y entradas de aire más grandes que el modelo estándar.

Sin embargo, lo que más llama la atención de estas imágenes es la tapa de combustible. En otras fotos publicadas del próximo Mercedes-AMG S63e, la tapa de combustible está a la izquierda, mientras que, en estas, se encuentra a la derecha. Ambas fotos son del mismo modelo europeo y tienen poco tiempo de diferencia, así que no se trata de 2 tapas de combustible diferentes. La opción más probable es que una de ellas sea un puerto de carga para una batería de gran capacidad.

¿Alto rendimiento y buena autonomía?

El Mercedes-AMG S 65 (predecesor del S 63) ya se despidió del motor V12 con el Final Edition de hace 2 años, así que la reducción de tamaño en los motores ya había empezado desde entonces. El siguiente paso lógico no es instalar un motor de 4 cilindros como en el próximo C 63. Lo ideal es bajar un peldaño hacia un V8 con tecnología híbrida enchufable. Hay 2 razones para este cambio: el primero es por el alto peso del auto, que sumado a la batería sería demasiado para que un motor pequeño lo pueda manejar.

La segunda razón es que Mercedes-AMG no va a disminuir la potencia del próximo S 63, por lo que usar un V8 híbrido es la mejor opción para mantener unos nada despreciables 830 HP. Se estima que el próximo S 73 llegaría a los 1000 HP gracias a los 800 HP del V8 y 200 HP del motor eléctrico. Estas cifras no son descabelladas, pues vienen de tecnologías que ya existen y que la división E Performance está desarrollando

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here