Performmaster Mercedes-AMG G63

Hay gente demandante, gente exigente y después están los que no quedan satisfechos con la potencia de un motor AMG. Para satisfacer a esta clientela, un taller alemán llamado Performmaster presentó su versión del Mercedes-AMG G63 con un “pequeño empujón” de potencia. Algo suave: apenas 217 caballos de potencia más que los «claramente insuficientes» 577 HP del motor AMG convencional. Y para asegurarse de que semejante vehículo nunca vaya a pasar desapercibido, el pequeño preparador de Plüderhausen también diseñó un nuevo kit de carrocería que le queda genial al SUV insignia de Mercedes-AMG.

En parte sutil, en parte brutal

Los detalles que agregó Performmaster al Mercedes-AMG G63 son sutiles, pero muy bien logrados. El kit de carrocería hace parte de su línea de diseño Aersphere y su atracción principal son los pasos de rueda ensanchados y fabricados en fibra de carbono. El bómper delantero y trasero reciben el mismo tratamiento, resultando en una carrocería 10 centímetros más ancha que la original. Además, el kit incluye un splitter delantero, un alerón trasero y un capó con entradas de aire: todo en fibra de carbono. Y aunque las entradas de aire en el capó contradicen ligeramente la estética sutil del resto de la carrocería, no están ahí de adorno…

Como dije antes, el fuerte de la preparación de Performmaster está en un brutal incremento de potencia. El motor V8 turbo de 3,982 cc produce ahora 794 HP gracias al trabajo del preparador alemán. Esta mejora fue lograda con un modulo electrónico que, a diferencia de una reprogramación, no interviene la computadora original del vehículo. Performmaster no aclara si los 794 HP fueron logrados solamente con esta mejora o si también es necesario el kit de turbos mejorados que ellos ofrecen. Lo que sí aseguran es un 0-100 km/h de 3,9 segundos y la posibilidad de eliminar el limitador de velocidad para alcanzar los 260 km/h.

Con todo y garantía

Para poner estas cifras en contexto, esta versión modificada es 0,6 segundos y 40 km/h más rápida que el G63 AMG de fábrica. Esto es especialmente asombroso si consideramos que estamos hablando de un SUV de lujo que pesa más de dos toneladas. Y, como es usual con los preparadores alemanes, estas modificaciones no solo satisfacen a los clientes más exigentes sino también al famosamente riguroso instituto TÜV de Alemania. Performmaster además garantiza que el aumento de potencia no afecta los elementos originales del vehículo e incluso ofrece una garantía que cobija, por ejemplo, a la transmisión. Perfecto para quienes son exigentes entre los exigentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here