Toyota Colombia Subasta

Cuando se dice que Colombia está llena de tesoros, no solo se refieren a sus paisajes, su cultura y su gente, también se refieren a uno que otro carro valioso que anda por las calles. Solo hay que mirar la Toyota FJ-43 Land Cruiser de 1972 que salió de Colombia y que se acaba de vender en subasta por una jugosa suma en Estados Unidos. Este modelo impecablemente restaurado se vendió por 57 mil dólares por la casa de subastas Mecum. La camioneta estaba matriculada en Buga, Valle del Cauca, pero ahora ya hace parte del garaje de un afortunado comprador norteamericano.

Una joya colombiana

No, no hay ningún error, alguien se llevó una Toyota Land Cruiser clásica desde Colombia hasta Kissimmee, Florida para ponerla en subasta. El negocio resultó ser muy jugoso y al final se vendió por unos 197 millones de pesos colombianos. A diferencia de Colombia, en Estados Unidos rige una ley que permite importar autos clásicos que superen los 25 años de antigüedad.

El modelo en cuestión es una Toyota Land Cruiser de la serie FJ-43 de 1972. Esta joya se restauró en Colombia y desde entonces ha recorrido menos de 160 kilómetros. Cuenta con un motor de 3.6 litros y 6 cilindros en línea que generaba 123 HP cuando era nuevo. Al estar restaurado, aún cuenta con su transmisión manual de 3 velocidades y el sistema de tracción a las 4 ruedas de fábrica. De hecho, la restauración fue tan minuciosa, que antes de salir de Colombia se había ganado sus placas de clásico y antiguo.

El paraíso de los clásicos

El subastador Mecum certificó que el campero tiene una restauración muy bien documentada. El proceso de rejuvenecimiento fue profundo, llegando a quitar la carrocería del chasis para limpiar, arreglar y reforzar cada rincón de los paneles y el marco. Su valor de venta final se debe a que este es el modelo de carrocería mediana. De haber sido el FJ-45 de carrocería larga, su precio podría haberse disparado por encima de los 150.000 dólares, algo que ya ha pasado con otro modelo colombiano.

En esa misma subasta también se vendió el primer Pontiac Firebird por 165 mil dólares, mientras que el segundo modelo alcanzó los 101.750 dólares. También se vendió el Shelby Cobra 427 de Carroll Shelby por la minucia de 5.94 millones de dólares, un precio más que justo para semejante pedazo de historia. Sobre el comprador de la Toyota no se sabe mucho y tampoco sobre cuál será el destino de la Land Cruiser. Quizá se la dé a los de FJ Company para construir un restomod, pero lo más seguro es que lo conserve tal y como está.

4 Comentarios

  1. Efectivamente!! William. El 10 de Junio de 2020 fui contratado en Bogotá para tomar la fotografías, y realizar el video promocional de este Land Cruiser que se veía espectacular. Si necesitas más fotos, o ver el video, con mucho gusto yo lo tengo. Saludos desde Bogotá.

    Julián

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here