Volkswagen Nivus chips Brasil
- Publicidad -

La escasez global de chips ya alcanzó a Latinoamérica. Como usted sabe, Volkswagen es una de esas marcas que produce y ensambla vehículos en América Latina, particularmente en México y Brasil. Uno de los autos que allí se producen es el crossover compacto Nivus, que además de tener presencia en territorio latino, se comercializa en Europa con el nombre Taigo. Entonces, ¿qué pasa con los chips? Bueno, resulta que, ante la escasez de chips tan vitales, el Volkswagen Nivus que se vende en Brasil viene sin pantalla central que controle el centro de entretenimiento. Y sin ella, el interior se ve, digamos, “pelado” o extraño, al menos a lo que estamos acostumbrados.

No es el primer Volkswagen du Brasil que se ve afectado por esta situación. El Volkswagen Fox, también conocido como Crossfox, Lupo o Fox Xtreme, también perdió su radio o sistema de entretenimiento a raíz de la crisis de chips, como reportó Motor1 a inicios de agosto. Aunque, hay que decirlo, tanto el Fox como el Nivus se ven encantadoramente simples y minimalistas sin una enorme pantalla tomando protagonismo en la consola central. Me recuerdan a los autos más económicos de los años ochenta y noventa, que a menudo no incluían un radio, vidrios eléctricos o un tacómetro, solamente lo esencial.

Volkswagen Nivus chips Brasil 2
El interior moderno y avanzado del Nivus se ve particularmente desolado sin la pantalla central. Lo irónico es que el tablero digital aún está presente. Por lo menos Volkswagen cubre con una placa «discreta» el lugar donde estaba el centro de entretenimiento.

¿Minimalista es mejor?

Lo más gracioso del asunto es que Volkswagen de Brasil recientemente actualizó el interior del Nivus, ya sabe, antes de la locura que trajo la falta de chips. La actualización incluye, entre otras cosas, un tablero digital de instrumentos. Irónico, considerando que el conductor tiene todas las bondades de una pantalla frente a sus ojos, pero no tiene el beneficio de una pantalla en el centro de la consola para ajustar todas las minucias del auto, o escuchar música, o utilizar el GPS. Ya sabe, todas esas cosas que, en esta modernidad, damos por sentado en todo tipo de autos, incluyendo aquellos más sencillos y asequibles.

Para colmo de males, el Nivus se supone que trae cámara de reversa estándar en todas sus versiones. ¿A dónde va a parar el video de la reversa? No tengo ni idea, quizá va a parar en el retrovisor, o en alguna pantalla secreta dentro de la cabina del Nivus. Sin embargo, si usted está en Brasil y quiere su Nivus con pantalla, aún puede comprarla. Eso sí, como una opción adicional. Por $350 dólares, Volkswagen con gusto le instala (de nuevo) la pantalla táctil de 6.5 pulgadas. En el caso del Fox, las cosas son menos afortunadas, porque la marca le pide de forma amable a sus clientes que “adquieran un sistema de entretenimiento por aparte o con el concesionario”. Véale el lado positivo, podrá ponerle el radio que quiera al Fox, o al Nivus si no quiere pagarle más a Volkswagen.

Volkswagen Nivus chips Brasil 1
Al Volkswagen Fox también le quitaron su radio y pantalla. Casi parece un vehículo comercial, o un auto de los 90’s u 80’s con sólo lo esencial. No sé por qué, pero la verdad, se ve bien.

Varios modelos han caído presa de esta escasez, incluyendo el Mustang, el demorado Ford Bronco, y varios modelos de General Motors. El panorama no tiene pinta de mejorar pronto, porque tal vez esta situación se extienda más allá de 2022. Sin embargo, esta es su oportunidad de comprar un auto extremadamente básico, como los viejos tiempos, sin tantos artilugios electrónicos como una pantalla. Y créame, hay un fuerte sector de fanáticos que estarían encantados de tener esa opción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí