Supercars detenidos Hong Kong

Imagine que va caminando para su trabajo o saliendo de su casa, y al llegar a la esquina de la avenida se encuentra con un trancón de aquellos interminables. Pero este no es un trancón cualquiera, porque está compuesto enteramente de supercars y todos ellos han sido detenidos por la policía. Usted pensará ¿Cómo así, eso fue real? Y déjeme decirle que, en efecto, esto sucedió en Hong Kong.

Una de las avenidas de la capital China presenció esta escena surreal esta semana, en donde 45 supercars fueron interceptados y detenidos por la policía de Hong Kong. ¿Y la razón? Simple, la policía buscaba detener una posible carrera ilegal de la cual eran partícipes este grupo de autos exóticos que rodaban por una de las autopistas de la ciudad.

Un espectáculo viral

Estoy seguro que a todos nos encanta ver un auto exótico, y más vemos un grupo de diferentes supercars e hypercars rodando por las calles. Incluso me atrevo a decir que la policía también disfruta del espectáculo, siempre y cuando se haga de manera responsable. No obstante, los habitantes en las inmediaciones del Corredor Este de la isla de Hong Kong, no disfrutan del ruido que causan los motores de estos vehículos, y realizaron varios reportes a la policía.

Las carreras ilegales son un problema serio aquí y en la China, literalmente. Y la policía de Hong King se toma muy en serio estos reportes. Rápidamente interceptaron al desfile de supercars y los detuvieron en el sector de Gloucester Road, una de las avenidas centrales de la ciudad. La escena no pudo ser más espectacular.

Por unas horas, la avenida se convirtió en un estacionamiento de autos exóticos, entre ellos Ferraris, Lamborghinis, McLarens y Porsches. Las escena de los supercars detenidos por la fuerza policial de Hong Kong terminó por viralizarse en las redes sociales. Afortunadamente, ninguno de los vehículos fue registrado rodando a toda velocidad o causando un accidente por ir compitiendo en la autopista del Corredor Este.

¿Y les sacaron alguna multa?

Al final del día, este mega retén de la policía terminó mal sólo para un desafortunado conductor, quien tuvo que ver su Nissan GT-R remolcado por una grúa al tener “modificaciones ilegales”. Otros nueve conductores recibieron una advertencia por defectos en sus vehículos, razón por la cual deberán ser inspeccionados de nuevo.

Se cree que el desfile de estos 45 supercars tenía como objetivo promocionar un evento nocturno de carreras ilegales. Y este es un problema serio en la capital de China. El año pasado se registraron 222,905 multas a conductores por exceso de velocidad o carreras ilegales, así como 139 reportes de eventos de este tipo en la ciudad, de acuerdo al South China Morning Post.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here