Subaru Toyota

Siempre que hablamos de accidentes destacables, el Autopilot suele estar involucrado, pero hoy no. En este caso fue un Subaru Ascent el que generó el accidente cuando se estrelló de manera violenta contra una Toyota Tacoma. Es verdad que hubo bastantes agravantes como el clima y un embotellamiento. Pero, el causante sigue siendo el mismo: la falta de atención.

Solo un segundo basta

El accidente en cuestión ocurrió en una autopista congestionada de Estados Unidos. Una Toyota Tacoma que se desplazaba por ahí estaba desacelerando al igual que todos los autos que estaban en esta avenida, incluyendo un Tesla Model 3 que iba junto a la camioneta con sus cámaras prendidas. De repente, un Subaru Ascent llegó a alta velocidad y se estrelló violentamente contra la Tacoma, lanzándola varios metros hacia adelante y chocando otra camioneta en el proceso.

Subaru Ascent estrelló
El instante en el que la Ascent y la Tacoma se destrozan.

En este caso, el claro culpable fue la falta de atención del conductor del Subaru y es fácil saber porqué. A pesar de que estaba lloviendo y estaba nublado, aún era de día y había buena visibilidad. Los autos que llegaban a la congestionada autopista no frenaban de golpe, sino que desaceleraban lentamente. Además, es evidente que cuando llueve no es recomendable conducir a alta velocidad por el riesgo del aquaplaning. Así que la culpa queda en el conductor de la SUV.

¿Y las ayudas a la seguridad?

El Subaru Ascent –o Evoltis– cuenta con un sistema de seguridad llamado EyeSight. Se compone de 2 cámaras montadas en la parte superior, detrás del vidrio panorámico. Su función es monitorear el tráfico al frente y detectar las líneas del camino. Al hacer este monitoreo, puede accionar los frenos si el conductor no lo hace al acercarse a un obstáculo. En las imágenes se puede ver que la camioneta intentó frenar antes de la colisión, pero no está claro si fue este sistema el que lo hizo o si fue el conductor que se dio cuenta del peligro en el último segundo.

Aun así, no hay sistema de seguridad o asistente a la conducción que pueda evitar un accidente así, llámese EyeSight, Autopilot, Drive Pilot o el que sea, acelerar a alta velocidad sin prestar atención es una catástrofe segura. La tecnología no ha podido reemplazar lo único que mantiene un auto en una sola pieza: un conductor atento, despierto y sobrio. Sobre el resultado del accidente no se sabe mucho, solo que ambas camionetas, Subaru y Toyota, seguro se van como pérdida total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here