Range Rover Evoque

Llegando con su segunda generación, la Range Rover Evoque, evoluciona y se pone a tono con todo el portafolio de Land Rover y aún más con sus hermanas mayores; las Range Rover Velar y Sport. Durante un recorrido de 200 kilómetros aproximadamente fue posible conocer más a fondo de todos los elementos y sensaciones que ofrece esta SUV británica, recargada de tecnología y comodidad.

Desde el 2012, la Range Rover Evoque ha tenido cierta acogida y recordación debido a un diseño moderno, llamativo; revolucionario para las líneas rectas, clásicas y anguladas de Land Rover; además de ser el paso de entrada para el mundo todo terreno del Land Rover, con un poco más de lujo y tecnología de lo que la Freelander ofrecía. En el caso especial para Colombia; se presentó en su inicio con un precio bastante competitivo, logrando ofrecer el sueño a muchas personas de tener con ellos toda esta tradicion britanica en sus manos.

Range Rover Evoque
©Nicolás Ramírez / Fuel Car Magazine

La Fealdad es algo que no va con la Range Rover Evoque

A pesar de mantener su esencia moderna, llamativa y con mucho glamour, la Range Rover Evoque 2020 muestra una estampa que va acorde a las líneas vistas en la Velar. en el frente con unos ángulos suaves y armónicos que denotan fluidez además de mejorar la aerodinámica. Las unidades ópticas en tecnología Led, son las que mayor preponderancia tienen, incorporando en las luces DRL formas rectangulares que contrastan con el entramado de la parrilla. La combinación de tonos en negro brillante, aluminio, oro rosa y el color de la carrocería le dan ese toque de elegancia.

En la imagen lateral, resalta la bi-tonalidad entre la carrocería y el techo en negro brillante, además de la línea ascendente del borde inferior de la ventana. Por otro lado, el diseño de las manijas evolucionó, siendo ahora de apertura automática con el bloqueo de los seguros. Los rines son de 20 pulgadas con 5 radios triangulares.

Range Rover Evoque
©Nicolás Ramírez / Fuel Car Magazine

La parte trasera es mucho más limpia que la generación anterior, mostrando una barra horizontal de extremo a extremo en negro brillante donde estan las luces traseras Led y la sigla Range Rover. En la parte baja el Ski Plate del bumper se combina en tonos negros brillantes y aluminio, dándole un toque de deportividad.

La evolución también va en su corazón

Para el conjunto motriz, se dispone un motor 2.0L Turboalimentado a gasolina que es capaz de producir 245 Hp y 365 Nm de torque; unido a una transmisión automática de 9 velocidades; que para esta nueva generación, se elimina la perilla para intercambiar las velocidades en el interior y se retoma la tradicional palanca de cambios.

Range Rover Evoque
©Nicolás Ramírez / Fuel Car Magazine

Por otro lado, el sistema de tracción AWD está dirigido a las cuatro ruedas, con una distribución inteligente de la tracción para ambos ejes. A esto se le une el sistema Terrain Response 2; configurando automáticamente el las condiciones de manejo de acuerdo al terreno para ofrecer un mapeo idóneo para terrenos de barro, nieve, grava o arena desde una pantalla táctil ubicada en el interior para el ajuste de dichos modos.

Manos a la obra

Lo primero que salta a la vista antes de entrar a conocer esta Range Rover Evoque 2020, es su exterior, el cual ya se le explicó; en qué consisten los cambios sustanciales. A la hora de conducir esta SUV británica, cargada de tecnología, lo que hay que hacer desde el inicio, es entender dicha tecnología; entender que se ofrece en cada pantalla y cómo funciona esta máquina.

Por un lado, el ajuste del puesto de conducción es totalmente eléctrico. El cluster de instrumentos es claro, con informacion ajustable a full color y full resolucion, comandada desde los botones ubicados en el volante. La pantalla multimedia es clara a pesar de no tener conectividad por medio de Android Auto o Apple CarPlay. En la consola central se encuentra una pantalla táctil para todo el ajuste de climatización, calefactor de las sillas y el Terrain Response 2; donde están todos los modos de manejo, asistencias como el control de descenso e información adicional. Bastante claro, bastante intuitivo, aunque a veces difícil de acceder debido a la nueva palanca de velocidades.

Range Rover Evoque
©Nicolás Ramírez / Fuel Car Magazine

Pasando al momento de poner en marcha, un elemento importante es el buen tacto de la palanca, además de la rapidez de la respuesta. El acelerador es algo confuso, con una respuesta demasiado diplomática al comienzo; pero al ser un poco más generoso con la presión en el pedal, deja de ser diplomático, a ser grosero; muchas veces empujando más de lo que debería; posiblemente se deba a un Turbo Lag y no a temas de configuración. Al momento de realizar sobrepasos la transmisión responde bien, es ágil y silenciosa, al igual que el motor tiene una buena aislación; tanto que parece que el acelerador también se aislará, respondiendo de forma lenta al pisar a fondo el acelerador, dando unos segundos de suspenso bastante extraños.

El conjunto de suspensión, está bien equilibrado, logrando tener suavidad, confort y seguridad dentro de un mismo elemento, además de brindar una buena altura con respecto al suelo; el recorrido de los amortiguadores es generoso, logrando mantener casi siempre las ruedas en contacto con el suelo. La tracción totalmente automatizada es eficiente y rápida al tener que mandar torque a la rueda con mejor adherencia. Finalmente el frenado es bueno, corto y sin presentar movimientos bruscos o descontrolados.

Dentro de los elementos de seguridad, se equipa lo que ya es de rigor en este segmento; adicionando asistencias en la conducción como un control crucero adaptativo, control de mantenencia de carril con giro autónomo, alerta de punto ciego, frenado de emergencia anticolisión y control de tráfico cruzado. Para este punto hay que destacar la eficiencia de estas asistencias.

Para cerrar este Test Drive, hay que decir que la evolución de la Range Rover Evoque 2020, le da un toque de madurez, de carácter; se siente mucho más robusta y agradable que la generación anterior; aunque hay que decir que su popularidad no será la misma debido al alto costo de venta.

Range Rover Evoque First Edition: $249.900.000

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here