¡Son tan pequeños, tan precisos, tan increíblemente detallados que vas a querer todos! Esa frase probablemente caló duro en su subconsciente de niño noventero y lo mandó corriendo a pedirle a sus papás el juguete que anunciaba ese hombre de la voz rápida: unos Micro Machines. Los había de todas formas y colores; carros de Indy, deportivos, monster trucks, helicópteros. Y todos cabían en una van que se convertía en ciudad; con todo y pista de piques. Si esto lo está llenando de nostalgia, ¡no se preocupe porque la popular línea de carritos miniatura volverá con toda!

Pequeños placeres de la vida

Un hombre que llegaba de 0-100 palabras más rápido que un Corvette…

Hablemos un poco sobre la historia de esos carritos que, para muchos, fueron una introducción a este loco mundo de motores y gasolina. La idea original detrás de los Micro Machines fue de una pareja de jugueteros de Wisconsin, Clemens Hedeen y Patti Jo Hedeen, dueños de una juguetería llamada Fun City USA. A mediados de los 80, los Hedeen entraron en contacto con la compañía Galoob y su interés fue inmediato y evidente. Galoob se encargó de la publicidad y en cuestión de meses tuvieron un éxito en las manos. Por cuatro años, esta línea de juguetes vendió más que Hot Wheels, Matchbox y Majorette…COMBINADOS.

La clave de su éxito estaba en la variedad y la atención al detalle. Los modelos estaban, en su gran mayoría, basados en vehículos reales y esto solo los hacía más atractivos para grandes y chicos. Había Ferraris nuevos y clásicos, Corvettes coloridos de todas las generaciones, estaba el McLaren F1 que en esa época era ÉL carro, así como las grillas de partidas completas de la Indy 500 y la NASCAR. Y, adicional a esto, Galoob también ofrecía pequeñas pistas para jugar con ellos: retazos de ciudad para que nuestra imaginación infantil volara recreando cuanta aventura se nos ocurría.

Como si fuéramos niños otra vez

A Galoob la compró Hasbro y, en una movida increiblemente estúpida, la compañía descontinuó la línea básica. Intentaron sacar nuevas ediciones especiales de Star Wars en 2005 y 2015, pero no tuvieron el éxito que la línea original tuvo en los 80s y 90s. Sin embargo, Hasbro redescubrió el enorme potencial de esta marca y decidió otorgarle la licencia al fabricante Wicked Cool Toys, una subsidiaria de Hasbro que tiene experiencia relanzando marcas clásicas.

Se espera que los primeros Micro Machines de esta nueva línea lleguen al mercado en el tercer trimestre de 2020. No se ha confirmado si serán reediciones de los modelos clásicos o modelos completamente nuevos, pero ojalá mantengan algunos de los clásicos: ¡no puedo esperar a llevar en el bolsillo un Corvette C8 o hacer un pique del tamaño del meñique entre un Toyota Supra MkIV y un Mazda RX-7 FD!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here