Pareciera que Volkswagen me escuchó ayer cuando dije que no podía esperar al Salón de Ginebra para ver el nuevo Golf GTI de octava generación. Hoy, el fabricante alemán sorprendió al mundo entero adelantándose al lanzamiento presencial la próxima semana y aquí está, frente a sus ojos: el Golf GTI 2020. Y su hermano diésel, el Golf GTD. Y su hermano hibrido, el Golf GTE. Todos son versiones más deportivas del Golf corriente, con un frontal agresivo que mantiene los elementos de diseño clásicos del hot hatch original. Pero veamos que diferenciará a los Golf GTI, GTE y GTD.

Grand Tourer Injection

Arranquemos con la estrella, con el papá de los helados: el Golf GTI. Sobre los cambios al diseño exterior ya hablamos ayer, pero es interesante ahora poder ver más que el frontal. El difusor trasero, por ejemplo, el cual es un nuevo diseño y los rines de 17 pulgadas que podrán remplazarse opcionalmente por aros de 18” y 19”. El interior también se ajusta a lo que ya Volkswagen había confirmado: un panel de instrumentos digital de 10,25”, un sistema de entretenimiento táctil de 10” y la clásica tapicería tartán del GTI. Otra novedad es que podría volver el coqueto pomo de cambios en forma de pelota de Golf…

…porque sí, Volkswagen confirmó que el GTI de octava generación vendrá con una transmisión manual de 6 cambios. La caja DSG de 7 velocidades será equipamiento opcional. Sea cual sea la elección de transmisión, la potencia del motor irá, como es costumbre, a las ruedas delanteras. Hablando de potencia, las especulaciones de la revista Autocar se cumplieron a la perfección: 241 caballos de potencia y 370 Nm de torque. Estas cifras provienen de un motor cuatro cilindros de dos litros, inyección directa y alimentado por un turbocargador: denominado “EA888 evo4″, se trata de una revisión del motor del GTI de séptima generación.

Grand Tourer Diesel & Grand Tourer Eco

Hablemos ahora de los dos hermanos alternativos del Golf GTI: el GTE y el GTD. La diapositiva filtrada por Autocar también acertó respecto a la potencia de ambos, lo que hace pensar que está también prácticamente confirmada la existencia y la potencia de los modelos GTI TCR y R. El Golf GTD traerá 197 HP y 400 Nm de torque gracias a su motor turbodiésel. La única transmisión disponible será una unidad DSG de siete cambios y el propulsor estará equipado con dos convertidores catalíticos y un sistema doble de inyección de urea (AdBlue). Ya sabe, para quitarse de encima esa imagen del Dieselgate.

El Golf GTE, por su parte, traerá la misma cantidad de potencia que la versión GTI y el mismo torque que la versión GTD. Lo mejor de ambos motores, con la posibilidad de recorrer 60 kilómetros a un máximo de 130 km/h en modo completamente eléctrico. Esta versión vendrá equipada con una transmisión DSG de 6 cambios y motor TSI de menor tamaño con 147 HP sumado a un motor eléctrico de 114 HP. El total del sistema son 241 HP y 400 Nm y la batería de 13 kWh también podrá ser recargada con un enchufe. Ahora solo falta que Volkswagen salga con las versiones hardcore de su cohete de bolsillo, pero, por ahora, creo que todos estamos suficientemente satisfechos con esta sorpresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here