Toyota GRMN Yaris
- Publicidad -

¿Recuerda ese raro Yaris que vimos en el Nürburgring? Pues resulta que al final sí era un Toyota GRMN Yaris y se está presentando en el Salón del Automóvil de Tokio. La buena noticia es que este no es un concept o un loco experimento, sino que se va a producir oficialmente. La mala noticia es que es una edición limitada a 500 unidades, o 50 si elige un paquete especial. Las reservas ya están abiertas, pero se accede a través de una lotería, así que empiece a rezar si quiere uno.

El GR Yaris ya era un auto del gusto de muchos clientes, pilotos y periodistas, pero para Toyota no era suficiente y así nació el GRMN Yaris. Gracias a los aportes de pilotos más especializados, Toyota afinó a este pequeño tote para hacerlo más deportivo, extremo y refinado. Como todo juguete de pista, ahora tiene un servicio de personalización y ajuste de acuerdo a los gustos del conductor. Se podría decir que el GR fue el laboratorio para perfeccionar al GRMN.

Un pequeño tote de ensueño

Una de las mejoras que trae el Toyota GRMN Yaris es un cambio de dimensiones. Para empezar, pesa 20 kilos menos gracias al reemplazo de partes normales por algunas de fibra de carbono. El auto es 10 mm más ancho y otros 10 mm más bajo, pegándose más al piso con un centro de gravedad más bajo.

La mecánica recibió un retoque importante, como el diferencial de deslizamiento limitado totalmente mecánico. La transmisión se reemplazó por una unidad de engranajes de relaciones cerradas y una relación final más corta. Parecen pocas mejoras, pero Toyota está preparado para actualizar estos autos con lo aprendido en el automovilismo, así que esta lista está abierta. Eso sin contar con el programa de personalización, así que no habrá 2 GRMN Yaris mecánicamente iguales.

Una versión más pistera

Si quiere usar el Toyota GRMN Yaris para lo que se diseñó en el principio, hay un par de versiones que necesita. El más exclusivo es el paquete para circuito, que viene con un color especial, llantas BBS, frenos de 18 pulgadas, amortiguadores Bilstein ajustables y una aerodinámica más radical. Esta es la versión limitada a 50 unidades y que se convertirá en un coleccionable inmediato.

La otra versión va en otro sentido y es el paquete para rally. Este paquete tiene amortiguadores ajustables hechos por GR, una suspensión con la altura original y con una barra estabilizadora más corta. A esto solo queda sumarle una barra antivuelco y este paquete se le puede poner a los GR normales. Un GRMN “normal” vale más de 64.000 dólares, con el paquete de rally son más de 73.000 dólares y con el paquete de circuito el precio sube hasta los 74.000 dólares. Sea cual sea la que elija, no queda duda que este es el nuevo rey de los pocket rocket

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí