Harley-Davidson Sportster S

Muchos no creen que Harley-Davidson sabe hacer motos deportivas, pero la Sportster S es prueba de que lo saben hacer y muy bien. De hecho, la línea Sporster data desde 1957 y desde siempre han sido las Harley pequeñas que buscan un enfoque que busca más lo deportivo que lo rutero. Esta última versión S lleva esa búsqueda de dinamismo un paso más allá sin caer en los compromisos de las motos deportivas. Será buena para curvear, pero sigue siendo una Harley.

Potencia y peso americanos

La tradición es algo importante para Harley-Davidson y por eso la Sportster S sigue usando el motor V-Twin de 1250 cc. Sin embargo, no es el mismo motor de siempre, sino que es la última generación del Revolution Max que en esta versión genera 121 HP y 127 Nm de torque. Este motor es más fácil de llevar a altas revoluciones, pero su zona de confort sigue estando en el rango medio y bajo del tacómetro. Por eso, la potencia máxima está entre las 6.000 y 7.500 rpm.

Para mejorar la dinámica de manejo y bajar el peso, el motor no solo está puesto en el chasis, sino que hace parte integral de él. Esto permite reducir el número de piezas de la moto y elimina los pesos suspendidos. Aun así, la Harley-Davidson Sportster S pesa unos 227 kilos con el tanque lleno. Para ponerla en perspectiva, la KTM 1290 Super Adventure S pesa 220 kilos y esa es una moto de viaje.

El peso pesado de las deportivas

Para compensar su exceso de peso, Harley-Davidson dotó a la Sportster S con lo necesario para hacerla divertida de manejar. Toda la suspensión está firmada por Showa y es ajustable. Al frente cuenta con una horquilla invertida de 43 mm, mientras que el amortiguador trasero trae el depósito aparte. Las llantas ligeras de aluminio son de 17 pulgadas al frente y de 16 pulgadas detrás. Los neumáticos son unos Dunlop GT503 de perfil muy grueso y el ancho es de 160 mm al frente y 180 mm detrás. El trabajo de frenar esta mole recae en los frenos Brembo. Al frente cuenta con un solo disco con una pinza monobloque de 4 pistones y un disco de 320 mm, mientras que atrás usa una pinza de 2 pistones con un disco de 260 mm.

Harley-Davidson Sportster S

Harley-Davidson insiste en la deportividad de la Sportster S con su posición de manejo. Aunque su asiento es realmente bajo (solo 75 cm), la posición de los reposapiés está más atrás de lo normal y el manillar es relativamente bajo. Si bien la posición general es la de estar sentado en una silla, hay que inclinarse más hacia el frente, casi sobre el tanque. Recuerde que la posición más normal para manejar una Harley-Davidson es casi como estar sentado en un sillón. Así es como se maneja una Softail o una Custom.

La tecnología que no puede faltar

La Harley-Davidson Sportster S trae lo necesario para funcionar en el mundo moderno. Además de la homologación Euro 5, cuenta con detalles como una pantalla TFT redonda de 4 pulgadas para el tablero de instrumentos. También cuenta con modos de manejo personalizables, ayudas a la conducción y la posibilidad de conectar un celular por Bluetooth. El precio de la Sportster S empieza desde los 15.000 dólares y cuenta con varias opciones para subir esa cifra. Es verdad que no se puede comparar con una Super Duke RR, pero no se puede negar que la Sportster S es la Harley-Davidson más deportiva hasta el momento. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here