BMW Norteamérica generó controversia este año al anunciar que la función de Apple CarPlay en sus carros tendrá un costo adicional. Esto lo reportamos inicialmente en una edición pasada de nuestra revista, pero ahora se conocen más detalles y en Fuel quisimos investigar un poco más sobre exactamente qué está haciendo BMW. ¿Cuáles son los costos? ¿Serán los mismos en todo el mundo? ¿Aplicará este costo para todos los mercados?

¿Cuál es el problema?

Inicialmente, BMW ofrecía Apple CarPlay como una opción adicional de $300 dólares disponible solo para los modelos que vinieran equipados con sistema de navegación. Un solo pago y la función ya estaba disponible de por vida. Pero este modelo de cobro único cambió a finales de julio de este año, cuando BMW confirmó que convertiría Apple CarPlay en un servicio de suscripción: los carros modelo 2019 equipados con navegación traerían este servicio incluido por un año y, a partir de ahí, mantener la función tiene un costo de US$80 por un año y US$300 por veinte años. La reacción inicial fue bastante negativa, 89% de los encuestados por la revista Car & Driver en su página web rechazaron esta movida de BMW.

Lo anterior es apenas lógico, considerando que ningún otro fabricante cobra por este servicio de forma periódica. Muchos simplemente lo incluyen en las versiones mejor equipadas y Hyundai, por ejemplo, lo ofrecen como equipamiento estándar en todos sus carros. El detalle, es que el sistema de BMW es completamente inalámbrico mientras que el de Hyundai y otros necesita de una conexión por cable. Según BMW, esta es la razón del costo: no solo requiere un hardware completamente diferente y más sofisticado, también depende de un soporte técnico constante. El fabricante debe hacer un trabajo extra de pruebas y desarrollo para asegurar que el sistema inalámbrico funcione a la perfección con cada actualización. Sin embargo, los reportes de publicaciones como Car and Driver no explicaban si este modelo de negocios solo se aplicaría en EE.UU o si llegaría a otros mercados.

¿Y el resto del mundo?

Un portal malayo fue de los primeros en averiguar cómo manejaría este tema BMW en ese mercado y, según su reporte, habría una diferencia de precio considerable con el costo en Estados Unidos: 513 ringgit, el equivalente a 122 dólares, por la suscripción anual; 1.899 ringgit, el equivalente a 452,647 dólares por veinte años. Actualmente el sitio web de BMW ConnectedDrive, donde pueden adquirirse otras funcionalidades bajo un modelo de suscripción similar al de Apple CarPlay, permite ver los costos de esta función para diferentes mercados. Colombia no está incluida en esa lista, pero sí México, donde la diferencia de costos no es tan pronunciada como en Malasia: 2,000 pesos, 100 dólares al cambio, por el año y 8,000 pesos, 403 dólares, por veinte años.

El sitio web de BMW en Colombia incluye una sección dedicada a ConnectDrive, pero no está la opción Store que tiene la página de BMW México. No hay mención de costos, de conectividad especifica para CarPlay o de funcionalidad inalámbrica: simplemente se detallan las funciones que incluyen los sistemas de navegación Professional de BMW. Hasta ahora no se sabe cómo Autogermana, el importador exclusivo de BMW para Colombia, manejará este tema. Lo cierto es que, por ahora, no parece haber de qué preocuparse posiblemente debido al rezago que siempre hay entre los lanzamientos en Colombia y el resto del mundo, pero con la llegada de BMWs ultimo modelo a nuestras calles, es de esperar que Autogermana pronto tenga que manifestarse al respecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here