Bogotá movilidad

Un estudio realizado por la compañía de navegación satelital TomTom calificó a Bogotá como la tercera ciudad con más tráfico en el mundo, por lo que se raja en materia de movilidad. El estudio titulado Traffic Index 2020 analizó el comportamiento de las vías durante el 2020 y, a pesar del confinamiento, Bogotá sigue teniendo una mala calificación por su gran cantidad de trancones. Las ciudades de Moscú y Bombay ocuparon el primer y segundo puesto, ambas ciudades superan los 10 millones de habitantes.

Unas calles atestadas

La empresa de navegadores TomTom aclaró en su informe que Bogotá ocupa el tercer puesto en movilidad por tener una congestión del 53%. Esto quiere decir que, durante el año pasado, los bogotanos perdieron casi 7 días atrapados en los trancones, eso son 165 horas exactamente. Las horas pico por la tarde son las más problemáticas, sumando 24 minutos a un trayecto de media hora. Esto significa que la ciudad está congestionada en un 80%.

Bogotá raja movilidad
Casi 7 días desperdiciados en los trancones de Bogotá, demasiados para una ciudad de 7 millones de habitantes.

Las mañanas tampoco son buenas, es verdad que el nivel de tráfico disminuye hasta el 63%, pero a un trayecto que normalmente tomaría 30 minutos hay que sumarle un promedio de 19 minutos por los trancones. Eso comprueba aquella impresión de que las tardes son las más difíciles para la movilidad. Esto es especialmente cierto los viernes a las 6 de la tarde, hora en la que la ciudad llega a un punto crítico de congestión del 84%. El mes menos congestionado del año fue abril, mes en el que casi todo el país estaba confinado en las casas.

Pocas calles para tanto carro

El informe Traffic Index 2020 no especifica las razones de porqué Bogotá se raja en materia de movilidad. Este tema ha sido estudiado hasta el cansancio tanto en el ámbito académico como por especialistas independientes. Sin embargo, las opiniones de los ciudadanos suelen llegar al mismo punto: las calles se quedaron pequeñas. La política de la Alcaldía de Bogotá de priorizar el transporte masivo ha dejado abandonado el crecimiento de la malla vial.

Bogotá impuestos vehículos
Le invirtieron tanto a Transmilenio que se olvidaron de los que más pagan impuestos.

Lo más triste del caso es que la situación parece que no va a mejorar. El año pasado, el Secretario de Movilidad Nicolás Estupiñán expresó su temor porque los bogotanos decidieran volver a usar vehículos personales para moverse por temor al contagio. Teniendo en cuenta que es la mejor manera de respetar la distancia social, sería algo lógico. Además, en la misma entrevista afirmó que los proyectos que se van a ver más afectados serán los de la recuperación de la malla vial y los proyectos de infraestructura para vehículos particulares. En resumidas cuentas, podemos esperar acostados a que se solucionen los trancones en Bogotá, porque no será en esta vida (o, por lo menos, no en este gobierno).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here