Los 60s y 70s eran una cosa loca: el rock, las minifaldas, las drogas y ¡los muscle cars! Muchos carros bien divertidos y maravillosos hicieron de esa época algo imposible de olvidar. Entre ellos, los los guerreros alados de la Chrysler, el Plymouth Superbird y el Dodge Charger Daytona. No solo los fans los recordamos con cariño, la mismísima Dodge también: es por esto que anunciaron una edición especial conmemorativa del SRT Charger Hellcat Widebody para celebrar el 50 aniversario del Charger Daytona original.

Ya no los hacen como antes…

Tanto el Superbird como el Charger Daytona de antaño eran bólidos diseñados con el propósito de arrasar en NASCAR cuando todavía era un campeonato de stock cars y no de carros casi extraterrestres. Tan diferente era el deporte en ese entonces en la época de Richard Petty que había normas de homologación. Los fabricantes estaban obligados producir un número de unidades limitado, pero significativo, prácticamente idénticas a sus carros de carreras. De ahí el aura espectacular que los rodeaba: eran carros exclusivos, lo último en tecnología, lo más rápido en las pistas.

Se fabricaron solo 501 unidades del Charger Daytona original, todas con la trompa en forma de cuña y el alerón exageradamente alto que los caracterizaba. Lamentablemente, el Daytona 2020 no incluirá estos elementos, pero es apenas lógico: sería imposible pasar una prueba de choque actual con esa trompa y el alerón más alto que el techo se vería ridículo. Entonces, ¿qué tiene de especial el Daytona 2020 además de los emblemas de edición limitada y la decoración atrás con la palabra Daytona? Algunos detalles en el interior y más potencia. MUCHA más potencia.

…los hacen más rápidos.

Entre el Charger Daytona 1969 y el Charger Daytona 2020 hay un trecho de 292 caballos de potencia. Ya saben, para compensar por la falta de la trompa y el alerón del Daytona original. La mecánica es la misma que en el Charger SRT Hellcat, pero el motor del Charger Daytona 2020 vendrá con un sutil ajuste a la computadora. Esto resultará en 10 caballos de potencia adicionales para un gran total de 717HP producto de su motor V8 6200cc supercargado. El chasís se mantiene intacto, con llantas traseras de 305 milímetros llenando sus caderas ensanchadas y que le permiten un agarre lateral de 0.96g.

Dodge fabricará únicamente 501 unidades del Charger Daytona 2020 y la mayoría de ellas probablemente serán en color B5 Blue considerando que es un color exclusivo a esta edición. Extrañemos la legendaria estampa del Charger Daytona original, pero es imposible ignorar la potencia y el desempeño del nuevo Charger: ¡es la forma perfecta de celebrar 50 años de locura!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here