BMW i8

Y eso es todo amigos… El BMW i8 dice adiós definitivamente como cerrando una exitosa era como si de una obra de teatro se tratase. Las venias al público fueron 18 autos personalizados que salieron bajo la vista de sus futuros dueños en la fábrica alemana de Leipzig. Cada BMW i8 Roadster salió con un color único y una serie de modificaciones inéditas. Ya se había anunciado su salida desde abril de este año, pero sólo hasta ahora se pudieron despachar las últimas unidades.

Una salida por lo alto

Estas 18 unidades del BMW i8 Roadster son las últimas unidades de uno de los modelos más revolucionarios de nuestra época. Cada uno se pintó de un color nunca antes usado en la línea de montaje y equipado con opciones diferentes de personalización. Entre los colores que se usaron están el verde británico, el amarillo Austin o el azul Le Mans, entre otros. Todos son modelos descapotables o Roadster.

En el interior hay elementos exclusivos de esta “edición final” como alcántara en los asientos y el volante, molduras especiales y paneles de carrocería diferentes. Para BMW fue una despedida especial y los dueños de estas unidades estaban presentes cuando se armaron los carros y salieron para su despacho. Este fue un momento emotivo, ya que significó el punto final en una serie de carros que rompió los estereotipos de diseño y tecnología desde el 2014.

Un ejemplar fuera de serie

Para nadie es un secreto que los vehículos eléctricos e híbridos no despertaban emociones entre los aficionados de los carros. Su posición como una alternativa de transporte ambientalmente amigable no los hacía un carro de deseo. El BMW i8 ayudó mucho a quitar esa fama sosa de esta tecnología y darle un aire más interesante. Logró atraer las miradas con su motor de 1.5 litros de 3 cilindros y que, en conjunto con un motor eléctrico, alcanzaron a sumar 374 HP.

Con sus puertas de ala de gaviota y sus líneas tan salidas de este mundo, se convirtió en un carro de afiche, un concept que se podía ver en las calles. Incluso fue noticia cuando la empresa colombiana de aviación Searca adquirió uno de estos modelos en el 2018 para transportar a sus clientes especiales. Sin duda, el BMW i8 se ganó un lugar en la historia por ser uno de los deportivos más bellos de esta época y demostró que la movilidad sostenible no es igual a un manejo aburrido. Pero no hay que llorar aún, pues ya se está trabajando en su reemplazo y estará basado en el BMW Vision M NEXT, aunque no será pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here