BMW Volkswagen Porsche paran producción
- Publicidad -

De los creadores de “no hay chips para seguir la producción de vehículos” llega la secuela que nadie esperaba. Y esta vez no es culpa directa del Coronavirus. Varias marcas europeas paran su producción a causa del conflicto entre Rusia y Ucrania, entre ellas BMW, Porsche y Volkswagen.

Puede que usted diga “Pero son marcas germanas, ¿luego no todo se fabrica en Alemania?” Sí y no. Es cierto que un auto se ensambla en una planta que, por lo general, está en la nación de la cual proviene la marca. Sin embargo, muchos de sus componentes se producen en otros países, en sitios que pueden estar al otro lado del planeta. Particularmente China, Japón o en este caso Ucrania. En concreto, la nueva escasez gira en torno al cableado necesario para que los sistemas de un auto funcionen de manera correcta. Casualmente, Ucrania tiene bastantes fábricas dónde se producen estos componentes.

Sin cables no hay carros

Las tres marcas que (hasta ahora) paran temporalmente la producción de vehículos son BMW, Porsche y Volkswagen. La casa Bávara manifestó que sus fábricas en Múnich; así como la producción de Mini en Inglaterra y de motores en Austria, detendrían sus labores durante una semana. Todo mientras BMW reorganiza sus esquemas de ensamblaje.

Volkswagen también se pronunció. Esta semana, la marca detuvo las actividades en sus fábricas de Dresden y Zwickau, responsables de un largo flujo de vehículos eléctricos. Las plantas de Wolfsburgo y Hannover también se verían afectadas y trabajarían a capacidad reducida. Si la situación no mejora, Volkswagen tendría que parar la cadena de producción en todas sus líneas de ensamblaje en suelo europeo. Recuerde que Volkswagen es una de las marcas que cesó la importación de vehículos a Rusia.

BMW Volkswagen Porsche paran producción 1
Si pidió un Macan o Panamera, tal vez su pedido se demore. O esté en el fondo del Atlántico. La gama eléctrica de VW y el Mini también están demorados.

En cuanto a Porsche, el fabricante detuvo la producción del Macan y Panamera gracias a la escasez de cableado y componentes que provienen de Ucrania. Un vocero de la marca, en conversación con Kelley Blue Book, informó que “la producción en la planta de Leipzig se detuvo el miércoles pasado” con intención de reiniciar labores la próxima semana. De igual manera, la planta de Zuffenhausen trabaja con capacidad reducida mientras Porsche “reevalúa sus opciones”.

¿Tanto misterio por unos cables?

Algo difícil de comprender es lo vital que son “unos cables” para un vehículo. Cada auto moderno puede poseer hasta 5 km de cable, distribuido a lo largo y ancho del vehículo. Otra cosa es que están bien escondidos con cinta de aislar o tubos plásticos. El mayor inconveniente recae en que las marcas, ante esta difícil situación, precisan de encontrar proveedores en otros lados del mundo para suplir la demanda de componentes que necesitan. Este no es un proceso que pasa de la noche a la mañana, y necesita tiempo.

Según el gobierno de Ucrania, serían al menos 38 fábricas de componentes electrónicos las que se vieron afectadas por el conflicto. Entre ellos se destaca Leoni, multinacional alemana con sede en Ucrania, quienes expresaron a la prensa que “se encuentran trabajando a todo vapor para solucionar los problemas de abastecimiento”.

Por el momento, los únicos en parar la producción son BMW, Porsche y Volkswagen. Audi y Mercedes-Benz aún no se pronuncian, pero seguramente siguen de cerca todo este dilema. Además de cableado, toda la producción automotriz en Europa podría verse afectada gracias a la ausencia de ciertos minerales, como el paladio o el níquel para baterías; así como combustibles, ya que Rusia es un proveedor importante de estos materiales. Incluso Michelin tuvo que parar su producción gracias a la falta de materiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí