La casa matriz bávara le madrugó al 2020 y desde ya arrancó con nuevos lanzamientos. En este caso, estamos hablando de una versión híbrida enchufable de su crossover compacto premium, el X1, que ofrecerá hasta 57 kilómetros de autonomía eléctrica. Y, como es costumbre con la marca, la idea principal detrás del nuevo BMW X1 xDrive25e es combinar la eficiencia de la hibridación con las emociones al volante. Veamos cómo lo pretenden lograr…

Un caso de menos es más

Un simple vistazo a las cifras nos confirma que BMW apunta a ubicar esta versión justo en medio de las versiones del X1 y el X2 que actualmente se encuentran en el mercado. Las versiones sDrive18i y 20i producen 140 y 192 caballos de potencia, respectivamente, mientras que la versión M35i del X2 produce 306HP. Por su parte, esta versión híbrida produce un total de 220 HP gracias al trabajo conjunto de un motor convencional y uno eléctrico. El motor a gasolina es el mismo que en la versión sDrive18i: un tres cilindros turbo de 1499cc equipado con turbo, inyección directa y repartición variable continua.

Curiosamente, este motor produce 15 HP menos que en la versión inferior. Sin embargo, se mantiene la entrega prácticamente inmediata de torque que caracteriza a estos propulsores. Por sí solo el motor convencional entrega 220 Newtons-metro desde apenas 1500 RPM. Ahora sumémosle ahora los 95 HP y 165 Nm del motor eléctrico y repartamos esa fuerza motriz a las 4. Y, como si fuera poco, ubiquemos el motor eléctrico y la batería sobre el eje trasero para repartir mejor el peso. ¿El resultado? El BMW X1 xDrive25e promote ser estable, dinámico y acelerar de 0-100 km/h en 6,9 segundos.

Más tecnología, mismo espacio

El desempeño, sin embargo, solo es la mitad del cuento. El motor eléctrico trabaja con una batería de 10 kWh que puede ser recargada durante la conducción o usando una toma eléctrica. Usando un enchufe regular la batería necesita 5 horas para llegar al 100% de su carga, pero toma  3,8 horas para llegar al 80%. Si se utiliza un cargador I Wallbox de BMW, la espera se reduce a 3,2 y 2,4 horas, respectivamente. Esto quiere decir que el BMW X1 xDrive25e puede usarse como un carro completamente eléctrico para trayectos cortos en la ciudad, pero también salir a carretera con toda tranquilidad.

El sistema híbrido de esta versión está cuidadosamente optimizado con modos de operación que permiten al conductor controlar su funcionamiento. El modo AUTO eDRIVE permitirá que la computadora decida por si sola cómo operar el sistema basándose, entre otros paramentros, en información de GPS; el modo MAX eDRIVE hace que el sistema aproveche exclusivamente el motor eléctrico y SAVE BATTERY, como su nombre indica, guardará la mayor cantidad posible de carga en la batería. Otro aspecto destacable es que el espacio para la carga y los pasajeros no se ve afectado como suele pasar en estos vehículos. El baúl sigue teniendo 450 litros de capacidad y 1.470 litros con la banca trasera plegada.

BMW no ha confirmado una fecha exacta para el inicio de la producción, pero sí confirmó que también se fabricará una versión xDrive25e del BMW X2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here