Dacia Spring

El Grupo Renault se tomó su tiempo para darle a Dacia su primer auto eléctrico, pero al fin lo hizo. Salude al Dacia Spring, un citycar con apariencia de SUV. También se le conoce como Renault Kwid Eléctrico o City K-ZE. Está pensado inicialmente como vehículo de flota para servicios de autos compartidos (transporte público) o un utilitario de cargas pequeñas, por lo que su precio no se ha publicado (aunque en Dacia aseguran «tendrá un precio insuperable»). Sin embargo, es posible que se pueda comprar por unidad a partir del segundo trimestre del 2021.

Una herencia innegable

La apariencia del Dacia Spring es una integración entre las formas generales de un Renault Kwid y la nueva línea de diseño del Sandero. Elementos como las luces en forma de «Y», el diseño de la parrilla y los detalles en color negro lo asemejan mucho al Stepway, buscando esa apariencia de camioneta (Renault sigue insistiendo en el KWID como «el SUV de los compactos»). Esta imagen se logra con un amplio despeje del piso, unas barras de techo y unos protectores de plástico negro.

El interior es idéntico al del Kwid en muchos aspectos. La gran diferencia es el uso de una perilla como selector de marchas en lugar de una palanca, pues no tiene transmisión. Una novedad es que el sistema de Info-entretenimiento tiene una mejor integración con Android Auto y Apple CarPlay. En el volante hay un botón para usar el asistente de voz de cada sistema operativo (Siri o Google Assistant). Esta conectividad mejorada del Media Nav es importante si tenemos en cuenta que debe ser compatible con el uso de aplicaciones de car-sharing.

Diseñado para la jungla de cemento

El Dacia Spring está diseñado para ser un citycar fácil de usar. A pesar de medir menos de 4 metros de largo, cuenta con sensores de estacionamiento y cámara de reversa. Su radio de giro es menor a los 5 metros, perfecto para hacer vueltas en U. De hecho, la autonomía está medida con 2 estimaciones. En uso mixto se espera que la carga rinda unos 225 km, pero en ciudad esta autonomía sube hasta los 295 km según la medida WLTP para uso urbano.

Este rendimiento se logra gracias a la batería de 26,8 kWh que alimenta un pequeño motor eléctrico de 44 caballos de potencia y 125 Nm de torque. El tiempo de recarga varía según la potencia de la toma. Si es una terminal para carga rápida de 30 kW, puede llegar al 80% en una hora. Pero si es una toma casera de 2,3 kW, la recarga puede demorar hasta 14 horas.

El Dacia Spring está bien equipado en temas de seguridad. De serie trae 6 airbags y frenado autónomo de emergencia, además de lo indispensable como frenos ABS y control de estabilidad. Hasta aquí suena muy tentador como primer auto eléctrico, pero nos emocionemos de a mucho. El Dacia Spring bajo esta configuración está destinado a venderse en Europa pero no todo son malas noticias, probablemente veamos en un futuro algún Renault Kwid Eléctrico teniendo en cuenta que a este tipo de carros le va bien en nuestro país. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here