McLaren 765LT Spider
- Publicidad -

¿Se quedó con ganas de tener su propio McLaren LT pero no alcanzó a comprar el 765 coupé? Pues está de suerte, porque McLaren presentó al 765LT Spider. Si no alcanzó a comprarse el coupé, tiene una segunda oportunidad con el Spider, pero es mejor que corra porque solo se harán 765 unidades bajo pedido. Es casi tan exclusivo como el Sabre. Este modelo trae consigo todo lo que hizo bueno al modelo coupé casi sin compromiso y con la gran ventaja de gozarlo a cielo abierto.

Entrañas de alta tecnología

Antes que nada, empecemos por lo sustancioso. El McLaren 765LT Spider dispone del poderoso motor M840T V8 twin turbo de 4 litros que genera unos apabullantes 765 HP y 800 Nm de torque. Este motor es digno de estar instalado en un modelo LT, pues cuenta con cigüeñal plano, lubricación por cárter seco, pistones de aluminio forjado, turbos de doble entrada, entre otras características sacadas de las carreras. La transmisión es automática de 7 marchas y cuenta con la función Limit Downshift. Esta función registra cuando el conductor quiere bajar un cambio. Si no es posible insertarlo por la velocidad del motor, espera a que las rpm estén al borde del limitador y luego baja el cambio.

Para hacer este superauto lo más extremo posible usaron varias partes del Senna. Por ejemplo, los discos y pinzas de freno carbono cerámicos, las juntas de la culata, los asientos opcionales, algunas partes de la aerodinámica y hasta el software de la suspensión adaptativa provienen del Senna. Lo que no sacaron de su hermano mayor, lo desarrollaron para ser ligero o no lo incluyeron. Solo por mencionar un ejemplo, McLaren suprimió el aire acondicionado, el sistema de audio y hasta las alfombras, aunque esto se puede añadir sin costo. El resultado es que el McLaren 765LT Spider alcanza los 100 km/h en tan solo 2.8 segundos y llega hasta 330 km/h.

Estructura de lujo

El resultado de esta dieta extrema es que el McLaren 765LT Spider pesa 1.278 kg, 49 kilos más que el coupé, aunque 80 kilos menos que un 720 Spider. Este peso adicional se debe al sistema del techo que, aunque está hecho para ser muy ligero, sigue siendo complejo. El sistema utiliza 8 motores eléctricos en total, lo que permite desplegar y guardar el techo en 11 segundos andando hasta a 50 km/h. El vidrio trasero no hace parte del techo, así que se puede circular con esa ventana abierta para escuchar el motor en primer plano.

McLaren promete que la deportividad del 765LT se mantiene intacta en su versión Spider gracias al chasis. La estructura llamada MonoCage II-S es una variante del que se usa con el 765LT Coupé, pero es prácticamente igual. Aunque el techo es removible, el auto mantiene su rigidez y hasta ofrece la protección de una jaula antivuelco. Esto es posible porque la estructura ya era muy rígida desde antes de ser descapotable, al punto de que no fue necesario reforzar el marco del parabrisas. Hasta aquí todo muy lindo, pero toda esta tecnología se vende desde 425.000 euros sin impuestos ni extras. De hecho, es un buen negocio, pues el auto ya cuenta como de colección y la producción para el 2021 ya está vendida, así que no quedan muchas unidades. Ah, por cierto, parece que este modelo también puede ser modificado por Lanzante para hacerlo más especial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here