Volkswagen Golf GTI Clubsport

La guerra de los hot-hatch parece no tener tregua. Justo después de que BMW presentara el 128ti y Ford una nueva versión ST Edition del Fiesta, Volkswagen llega ahora con una edición Clubsport para la nueva generación del Golf GTI. Esta nueva variante del hot-hatch de Wolfsburgo está más enfocada en las pistas y su puesta a punto fue desarrollada en el legendario Nürburgring. Tanto así que ahora trae un modo de manejo especial que configura el auto para darle una vuelta al Nordschleife en el menor tiempo posible.

Con la esencia del infierno verde

Presumir tiempos en el trazado alemán para definir quién es quién es algo que no pasa de moda. Prueba de esto es que Volkswagen afinó al Golf GTI Clubsport para marcar un tiempo de 7 minutos con 54 segundos en lo que muchos consideran el circuito más complejo del mundo. No es ningún récord, la verdad sea dicha, pero es un tiempo de vuelta 8 segundos más rápido respecto a un GTI normal. La configuración usada estará disponible para todo usuario mediante el ya mencionado modo de manejo adicional.

Para rebajar esos 8 segundos, el Clubsport cuenta con el motor evo4 que genera 296 HP y 400 Nm de torque con una caja DSG de 7 marchas. Esto es un aumento de 27 HP y 30 Nm respecto a un GTI normal. Esa fuerza adicional le permite llegar a los 100 km/h en menos de 6 segundos. Para poner transferir esas cifras al asfalto, el GTI Clubsport se vale de la típica tracción delantera y añade un control de bloqueo electrónico de diferencial, también denominado XDS, así como un control de chasis adaptativo. En pocas palabras, el Volkswagen Golf GTI Clubsport utiliza todo un conjunto de controles electrónicos para gestionar la potencia de manera más manejable.

¿Un presagio de lo que viene?

El exterior del Volkswagen Golf GTI Clubsport también trae cambios sutiles y más deportivos respecto a un GTI normal. Las luces diurnas integradas en la parrilla desaparecen para que pueda entrar más aire. El alerón delantero y trasero son más prominentes y el difusor trasero tiene un diseño más elaborado. Las salidas de escape son más grandes y los detalles en negro de la parte inferior marcan la diferencia.

Por lo visto, este es un abrebocas para lo que se viene más adelante: la variante S. Volkswagen dejó claro que, en cuanto a potencia, este Golf GTI Clubsport está por debajo de la antigua versión S de 2016. Esa misma versión marcó en ese entonces el récord de vuelta para autos de tracción delantera en el Nordschleife con un registro de 7’49.021, así que el asunto no acaba aquí. Por lo visto, BMW la va a tener difícil si quería destronar al Golf.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here