Bugatti Divo
- Publicidad -

Cuesta creerlo, pero sí: el Bugatti Divo fue presentado en la Monterey Car Week del 2018. En estos días Bugatti anunció que empezarán las entregas del Divo, uno de los hiperautos más impresionantes de los tiempos modernos. Desde su presentación han pasado dos años, tiempo que se ha invertido en darle un nivel de manejo superior a sus antecesores, pero no una velocidad mayor.

«Más lento», pero más disfrutable

Lo sabemos, es un poco desconcertante decir que el nuevo modelo insignia de la marca francesa no es tan veloz como sus antecesores, pero la razón es la búsqueda de un manejo superior. Hablamos de una velocidad máxima establecida en 380 km/h. No es poco, pero es una reducción notable si se compara con los 490 km/h que podría alcanzar Bugatti Chiron. Este límite ayuda a conservar los neumáticos, pero también para darle al Chiron un perfil diferente al de un velocista puro. No olvidemos que construir un auto capaz de más de 400 km/h conlleva muchos sacrificios técnicos y estéticos.

El resultado es más libertad para aumentar la carga aerodinámica y el flujo de aire hacia componentes técnicos que lo requieren dándole una sensación de manejo más viva y estable. Este último punto es importante si tenemos en cuenta que hay que controlar 1.500 HP y 1.600 Nm provenientes de su motor W16 de 8 litros. Y es que, pese a ser tracción integral, esa infinidad de potencia no es fácil de manejar con el pie a fondo.

¿Exclusividad? ¿Dónde?

La construcción del Bugatti Divo mantiene la tradición de un alto nivel de personalización, llegando a niveles incluso mayores que en el Chiron. Algunos elementos de la carrocería, el interior, los colores y su disposición y otros elementos técnicos pueden ser elegidos por los clientes. Claro que hay límites, no se puede convertir en un sedán, por ejemplo. Las opciones de personalización son tan extensas como corresponde a un modelo de fabricación tan limitada. No espera uno menos cuando cada unidad tiene un precio base de €5.000.000. Y eso antes de sumarle los aditamentos exigidos por el cliente.

Hay que aclarar que este no es el sucesor del Chiron, pues de ese se fabricaron 500 unidades, mientras que el Bugatti Divo está limitado solamente a 40 y todas ya vendidas. Es verdad que usa la misma base y motor, pero tiene una configuración y un propósito diferente. El Divo es otro modelo de altísima exclusividad como el Centodieci o La Voiture Noire. Por ahora no se conoce al próximo velocista récord de Bugatti y posiblemente no lo haya. Al parecer, la empresa francesa ya no busca el objetivo de los récords de velocidad. ¿Será que les creemos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí