Hay días en que me despierto y digo: quiero algo con dos puertas y más de 700HP, pero tiene que tener platón y cargar más de una tonelada. Toca descartar el nuevo F-Type R porque tiene apenas 575HP. ¿El Charger Hellcat? No, viene con dos puertas de más. Tampoco me serviría el Ferrari 812 GTS porque no tiene platón. Afortunadamente, la gente de Shelby American entiende este peculiar predicamento y tienen la solución perfecta: la nueva Shelby F-150 Super Snake Sport.

Bien envenenada

El legendario Carroll Shelby podrá haber pasado a una mejor vida, pero la compañía que lleva su nombre no se detiene. Hace poco más de un mes, Shelby American mostró en el SEMA Show una versión prototipo modificada de la pick-up insignia de Ford, la F-150. Este prototipo, basado en una F-150 XLT de cabina sencilla, llamó tanto la atención de posibles compradores que Shelby anunció en estos días que lo pondrían en producción. ¡Y es que es imposible no pararle bolas a una camioneta de platón que puede acelerar de 0-100 en 3,4 segundos!

Esta cifra es posible gracias a los 770 caballos de potencia que produce su motor V8 supercargado de 5.000cc. El supercargador, sin embargo, no es la única modificación: está complementado por un cuerpo de aceleración en billet, un intercooler, un sistema de admisión nuevo y un sistema de escape completo marca Borla. El frontal y el capó Ram-Air mejoran la refrigeración y la entrada de aire al motor, además de verse increíblemente agresivos. Shelby no menciona nada sobre la transmisión, pero es de suponer que la F-150 Super Snake Sport mantenga la caja automática de diez cambios que trae de fábrica la F-150 XLT.

Para caminos serpenteantes

Lo que sí han dejado claro los de Shelby American es que su nueva creación no es todoterreno diseñado para vencer a la Raptor. Para eso está la Shelby F-150 normal con sus miseros 755HP. Tampoco se trata de un juguete solo para ir en línea recta ya que esta F150 puede hacer el 0-100-0 en escasos 8,3 segundos. Parece magia, pero es obra de un sistema de frenos Baer con enormes discos ranurados y mordazas de seis pistones. Complementando la preparación, encontramos una suspensión completamente modificada con amortiguadores tipo coil-over y rines de 22” cubiertos con caucho blando de alto rendimiento.

¿El precio por tener casi la misma potencia que un Ferrari 812 GTS en una camioneta de platón? US$86.085 dólares para la versión de 395HP sin supercargador y US$93.385 para la versión supercargada. Esto incluye todas las modificaciones exteriores (como lo son las franjas deportivas, los emblemas de Shelby y la cubierta del platón), un interior retapizado en cuero y una garantía de 3 años o 57.000 kilometros. Ah, también está incluida una F-150 XLT cero kilómetros que solíta ya ronda los US$40,000. Se fabricarán solo 250 unidades, pero si usted a veces también se despierta con deseos extraños, no hay nada que se le compare a la F-150 Super Snake Sport.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here