nuevo Ford Bronco

Pese a tener uno de los lanzamientos más accidentados en los últimos años, por fin está aquí: el nuevo Ford Bronco. Ford espera que este nuevo modelo lleve dignamente el nombre de uno de los primeros y más característicos SUVs de la historia. El Bronco también será clave para el futuro del fabricante de Detroit y aunque Jeep intentó aguarles la fiesta, Ford no se dejó echar tierra. Según sus diseñadores, estamos ante una combinación entre las capacidades de la F-150 y el espíritu aventurero del Mustang, ¿será cierta tanta maravilla?

Otro potro para el establo

El Bronco llegará al mercado el próximo año con tres versiones: dos puertas, cuatro puertas y una versión Sport. Esta última es más un crossover basado en la misma plataforma del Ford Escape y apunta a rivales como el Jeep Compass o el Renegade. Haciendo a un lado esta versión, el Bronco entra a competir directamente contra el Jeep Wrangler gracias a su construcción reforzada en acero a la cual se le pueden remover los paneles modulares del techo y hasta las puertas. Para permitir esto, el chasís trae una una jaula antivuelco integrada y los espejos laterales están montados directamente en la carrocería. La versión cuatro puertas también estará disponible con un techo en lona y, opcionalmente, con techo rígido Y de lona.

Para poder plantarle la cara al Jeep Wrangler con todas las de la ley, Ford se enorgullece de haber diseñado el nuevo Bronco como un todoterreno serio. Los ángulos de ataque, de salida, el ángulo ventral y el recorrido de la suspensión, según Ford, son los mejores del segmento. Adelante el sistema de suspensión es independiente de doble horquilla y, atrás, trae un eje rígido Dana con suspensión multibrazo. Los amortiguadores serán de tipo coilover y se ofrecerá como opción amortiguadores Bilstein derivados de los usados por Ford para correr las Mil millas de Baja. Adicionalmente, traerá un sistema para desconectar las barras estabilizadoras; dándole mayor flexibilidad a la suspensión en situaciones difíciles.

Apuntándole al Wrangler

Otra área de interés es el tren motriz. El motor básico será, como se sospechaba, una unidad EcoBoost turbo de cuatro cilindros y 2.300 cc., pero también se ofrecerá la opción de un V6 de 2.700 cc perteneciente a la misma familia. Las cifras no son definitivas, pero Ford promete 270 y 310 caballos de potencia así como 310 y 400 libras-pie de torque, respectivamente. También habrá dos opciones de transmisión, pero todo Bronco vendrá con tracción total como estándar. Disponible solo para el motor 2,3, la caja básica será una manual de siete cambios (seis más una superprimera y reversa) y se ofrecerá también una automática de 10 cambios. Ambas transmisiones traerán una caja de transferencia electrónica, con la opción de una electromecánica.

Ford se esforzó tanto en el apartado mecánico del nuevo Bronco que incluso será posible comprarlo con llantas todoterreno de 35 pulgadas en algunas versiones. El interior también trae novedades: el piso es perfectamente lavable; incluye soportes para montar cámaras, teléfonos y unidades GPS. También habrá una lista de accesorios aftermarket desarrollado con la colaboración del fabricante que suma ya más de 200 opciones. Y, como un coqueto detalle para confirmar su vocación, el sistema SYNC en el Bronco traerá Mapas no solo de carreteras, sino también de trochas. Esto hará posible descubrir nuevos caminos y compartirlos fácilmente mediante una app.

¿Será suficiente para destronar al Jeep Wrangler? Tendremos que esperar a probarlo, pero para eso hace falta rato pues la producción del Bronco empezará a inicios del 2021. Los precios arrancarán en US$29.995 dólares y llegarán hasta los US$$60.800 para la versión más equipada. Las primeras unidades llegarán a concesionarios en EE.UU en el segundo trimestre, así que falta un año larguito para verlo en nuestras tierras…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here