Porsche autódromo Japón

En Porsche saben bien que comprar un superauto es toda una experiencia y por eso construirán un autódromo sin igual en Japón. Lo particular de este circuito, parte del noveno centro de experiencias Porsche en el mundo, es que combinará dos circuitos legendarios en una sola pista.

Aprovechando la complicada topografía del país asiático, este autódromo de 2,1 km recreará dos curvas muy emblemáticas: el sacacorchos y el carrusel. La idea es crear una pista lo suficientemente difícil e interesante para que los clientes puedan sacarle el jugo a sus máquinas sin tener que cruzar medio mundo para hacerlo.

Un collage de circuitos

Si estas 2 curvas no le suenan conocidas, tal vez las recuerde mejor por su nombre original. El Corkscrew, o sacacorchos, es la curva más representativa del autódromo Laguna Seca, ubicado en California, Estados Unidos. Esta chicana es famosa por matarle las lombrices a quien no espera un cambio de elevación tan radical. Además de ser una S prácticamente ciega, hay un desnivel de 18 metros entre la entrada y la salida: toda una montaña rusa.

La otra curva en cuestión es el Caracciola-Karussell, también conocido solo como él carrusel y parte del Nordschleife, el trazado más largo y legendario del Nürburgring. Se trata de una vuelta en U muy cerrada de 210 grados con un peralte de concreto muy pronunciado. Esta curva ha dado unas postales maravillosas para los fotógrafos y le ha dado varios sustos a los pilotos que la toman, pues por su singular forma, es una curva ciega hasta el final. Por cierto, se llama así en honor a Rudolf Caracciola, unos de los primeros pilotos que la pudo dominar metiendo las llantas en el desagüe.

Casi una experiencia religiosa

Aunque este autódromo será lo más deslumbrante en el centro de experiencias de Porsche en Japón, no será lo único que van a construir ahí. También se podrá encontrar un simulador de carreras, un restaurante y una cafetería. En ese mismo centro se podrá tomar clases de manejo deportivo y hasta hacer eventos empresariales. Aprovechando que se va a construir en Japón, Porsche podría hacerle un homenaje a cierto anime famoso en esas tierras y usar el nombre Fujiwara en el Karussell. Digo, es solo una idea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here