Lamborghini SC20
- Publicidad -

¿Qué hace uno cuando tiene suficiente dinero como para que una empresa de la talla de Lamborghini le cumpla sus caprichos? Pues alguien se hizo esa pregunta y el resultado fue el Lamborghini SC20. Este one-off es un ejemplar único que usa carrocería barchetta similar al Aventador J, pero con un estilo propio. Si hacemos memoria, este era el modelo que Lamborghini publicó mientras daba vueltas por una pista. Lástima que sea la unidad uno de uno.

Más exclusivo imposible

Lamborghini está pasando por un muy buen momento y este SC20 es prueba de ello. Nada mejor para mostrar salud financiera que construyendo autos por capricho de algún cliente. ¿Cómo saber qué es un capricho? Pues estamos hablando de un superauto de carreras sin techo y homologado, más no pensado, para circular en la calle. No es muy práctico que digamos y no cabe dentro del reglamento de prácticamente ninguna competencia, pero es pasional y eso funciona muy bien en Italia.

Dejando de divagar, el Lamborghini SC20 fue desarrollado por la Squadra Corse, no es precisamente un Essenza SCV12 sin techo. Aunque también usa el legendario motor V12, este es menos potente que el del Essenza SCV12 pues produce 770 HP y 720 Nm de torque. Básicamente es el mismo motor y las mismas cifras del Aventador SVJ. También comparte su transmisión ISR de 7 marchas y su tracción integral. con esa variante del Aventador. En pocas palabras: es más potente que un Aventador J, pero menos extremo que un SCV12.

La barchetta indiscreta

En el exterior, el Lamborghini Centro Stile le imprimió al SC20 todo el estilo de un auto de carreras. Varias partes de la aerodinámica están inspiradas en el SCV12 y en el Huracán GT3 EVO. La parte trasera luce un alerón manualmente ajustable en 3 posiciones de acuerdo con el nivel de carga que se requiera. El diseño de las luces, los escapes, las entradas y salidas de aire son exclusivos a este one-off. Las líneas generales como el perfil o el diseño del capó están inspiradas en el Aventador SVJ.

Hay que admitir que el excéntrico millonario que encargó este Lamborghini SC20 tiene buen gusto con el uso de los colores. El blanco, negro y azul le dan un toque más elegante sin quitarte una pisca de deportividad. Si lo comparamos con los colores neón que la casa italiana está usando, se nota la intención de querer ser menos llamativo (como si eso fuera posible en un Lamborghini). Sobra decir que tiene fibra de carbono visible en varias partes. El precio no es necesario saberlo, ya que no se puede comprar otro igual. Lo que sí se puede es encargar su propio one-off y contarnos por cuanto le sale el chiste.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí