BMW iX Flow Concept
- Publicidad -

BMW nos presenta algo con lo que los hombres han soñado por décadas: un carro que cambia de color en un parpadeo. No, en serio, y es un sistema bastante ingenioso, además de ser un abrebocas de lo que podemos esperar en el futuro. BMW lo denomina “iX Flow Concept” y es literalmente un iX crossover eléctrico de producción con una capa de invisibilidad como la de Harry Potter. Sólo que en lugar de hacer el auto invisible, le cambia de color. Siempre y cuando ese color esté en la escala de grises. Este es más revolucionario que ese auto de BMW hecho de piel.

Camaleón a blanco y negro

BMW iX Flow Concept 5
Si se aburre de tener un carro de un solo color, esta es la solución. También si le da por robar un banco y no quiere que lo identifiquen.

BMW reveló al iX Flow Concept en Las Vegas, durante la Feria Electrónica de Consumo, o CES (en inglés). La piel del iX Flow utiliza un material denominado “e-ink”, similar al presente en las pantallas del Amazon Kindle. En otras palabras, un libro digital que comercializa el gigante de las compras en internet. Esta película posee miles de microcápsulas que en un santiamén cambian de color. Si reciben carga positiva, se tornan blancas; o negras si reciben carga negativa. El material recubre toda la carrocería, incluyendo los rines, y trae más ventajas que simplemente llamar la atención o darles un nuevo color a aquellas personas indecisas.

Según la gente de Bimmer el sistema, en lugar de usar mucha carga, y de paso robarle autonomía al iX, contribuye a darle más carga al auto. En días calurosos, el sistema hace que el auto sea blanco, reduciendo el calor que se condensa en la cabina y evitando el abuso del aire acondicionado. En días fríos, la piel del iX se torna negra para conservar calor y no usar la calefacción. El sistema también podría ser usado en la cabina, especialmente en superficies reflectivas del tablero.

La cosa no para ahí porque los alemanes, tan orgullosos como siempre, aseguran que esta tecnología no es cara ni complicada de aplicar en un auto de producción. Lo que sugiere que en el futuro inmediato podríamos ver un Bimmer en escala de grises como este. Hasta a color, si logran desarrollar la tecnología, las posibilidades son infinitas. Por fin se hará realidad lo que nos prometió Hot Wheels con su pista del Autolavado y los autos que cambiaban de color con agua fría y caliente. Sólo espero que BMW utilice un auto más atractivo y que no tenga los infames dientes de conejo.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here