Tesla Model S 2021

El Model S es el buque insignia de Tesla y al mismo tiempo su deportivo más potente, algo que sigue siendo así para el modelo 2021. Esta nueva versión recibió algunas mejoras sustanciales como un exterior revisado, un volante polémico y una potencia de 1.100 HP en su versión Plaid+. Teniendo en cuenta lo excéntrico que es Elon Musk, es raro que no hubiera agregado más rarezas. Sin embargo, a este auto no le pasan los años, así que no era necesaria una nueva generación.

Potencia para derrochar

Porsche debe estar sudando frío con el facelift del Tesla Model S 2021. Las esperadas versiones Plaid y Plaid+ reemplazan al Performance y traen consigo un récord no oficial en el Nürburgring y una pelea cazada con el Taycan. El Model S Plaid+ llega con sistema de propulsión compuesto por 3 motores, uno en el eje delantero y dos en el eje trasero. Entre los 3 pueden generar hasta 1.100 HP en la versión Plaid+, mientras que se limitan a 1.020 HP en la versión Plaid. Esta configuración le permite tener una vectorización de torque que mejorar el manejo en curva.

Estas mejoras también se logran gracias a un chasis más ancho y a una aerodinámica revisada. De hecho, hay tanto trabajo en su rendimiento deportivo que puede completar el cuarto de milla en tan solo 9.23 segundos. Aunque no se sabe la capacidad exacta de la batería, Tesla promete que el Model S puede llegar hasta los 840 kilómetros de autonomía en la versión más extrema. Esta cifra desciende hasta los 620 km en el acabado Plaid y se ubica 660 km en la versión de largo alcance. 

El exterior del Tesla Model S 2021 apenas tiene cambios respecto al modelo que reemplaza. El parachoques inferior tiene un diseño más limpio y pierde las lamas de los faros antiniebla. Además, las manijas de las puertas y la moldura de la tapa del maletero ahora son de color negro.

¿Aún es un volante?

Sin embargo, el interior es lo que más ha causado escándalo gracias al volante. En lugar de mantener un diseño redondo tradicional, ahora es rectangular sin aro superior. Esto recuerda a los volantes de los autos de carreras prototipo y puede que no sea legal en algunos países. Otro detalle que llama la atención es la falta de selector de cambios. El mismo Elon Musk aclaró en Twitter que ya no hace falta este selector, pues la tecnología del Autopilot es capaz de determinar hacia dónde quiere ir el conductor y selecciona la marcha automáticamente.

Sin embargo, esto se puede anular mediante una función en la pantalla. También falta la palanca de las luces y sus funciones se reemplazaron por los botones en el “volante”. Finalmente, la pantalla principal de 17 pulgadas ahora es horizontal y cuenta con una potencia de procesamiento equivalente a la de un PlayStation 5. En referencia a lo anterior, en palabras de Elon Musk, el auto será capaz incluso de correr The Witcher o Cyberpunk 2077.

El Tesla Model S 2021 ya está a la venta, pero hará entregas a partir de septiembre de este año con un precio base de 80.000 dólares, aunque el modelo Plaid+ sube hasta los 140.000 dólares. ¿Tanto por un auto sin palanca de cambios y con medio volante?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here