Tesla ya estaba desarrollando una nueva versión de su sedán, llamada Model S P100D+ (o Model S Plaid para los amigos), para no quedarse de brazos cruzados frente al nuevo Porsche Taycan. Sin embargo, el récord de Porsche en el Nürburgring impulsó a Elon Musk y compañía para acelerar las cosas con tal de poderle amargar el rato a Porsche. Es por esto que ya se encuentran en territorio alemán unidades especiales de preproducción del Tesla, marcando tiempos de infarto que amenazan a Porsche. Como raro con Musk, todo empezó por Twitter…

De Twitter a Plaid

Todo empezó hace ya varios días, cuando Musk publicó un tuit algo sarcástico acerca de ponerle el nombre Turbo a un carro eléctrico como hizo Porsche. Después de una serie de tuits, Musk confirmó que ya Tesla tenía un equipo en el Nürburgring haciendo pruebas y que iban a apuntar por un récord. El carro en cuestión incorpora una nueva plataforma que Tesla ha llamado Plaid, en referencia a Spaceballs, una comedia de ciencia ficción de 1987. La novedad en esta versión es que incluye tres motores cuando el P100D trae dos, pasos de rueda ensanchados para calzar llantas más anchas, un alerón trasero, una entrada de aire frontal de mayor tamaño y, curiosamente, siete asientos.

© KGP

El desempeño del nuevo Model S Plaid y el compromiso de Tesla con un récord es tal, que las unidades que se han visto en el Nürburgring están equipadas con llantas de alto rendimiento: Michelin Pilot Sport Cup 2 R y Goodyear Eagle F1 SuperSport RS, las referencias más extremas de cada fabricante. Tesla también ha contratado la asistencia de pilotos profesionales y muy familiarizados con el trazado alemán, pilotos como Thomas Mutsch, quien contribuyó al desarrollo del superauto SCG 003. Con todos estos factores sumados, los resultados no se están haciendo esperar…

20 segundos de ventaja

Tesla está tomando parte de una serie de sesiones de prueba dedicadas exclusivamente a los fabricantes donde está prohibido el cronometraje oficial. Sin embargo, fotógrafos espías y reporteros del magazín alemán Auto Motor und Sport, quienes han seguido de cerca estos sucesos, han cronometrado extraoficialmente las vueltas de Tesla y reportan tiempos asombrosos. Auto Motor und Sport dice que Tesla superó por más de veinte segundos el tiempo de Porsche (siete minutos, cuarenta y dos segundos – 7’42), mientras que un reconocido fotógrafo de la región cronometró una vuelta de 7:23. En ambos casos, la diferencia entre el Model S Plaid y el Taycan es enorme.

© KGP

Tesla todavía tiene pendiente pruebas y se rumora que esperará hasta el 21 de septiembre para hacer una salida a pista oficial y definitiva para buscar el récord. Algunos podrán criticar que se trate de un modelo de preproducción con llantas de pista, pero recordemos que el Taycan también estaba en etapa de preproducción y que no se sabe qué llantas usó cuando reclamó el récord al eléctrico cuatro puertas más rápido. Elon Musk ha afirmado que la plataforma Plaid llegará a los modelos S, X y Roadster en alrededor de un año y bastaría con ofrecer un paquete especial Nürburgring Edition, como hace Nissan, para validar el uso de las llantas de pista. La cosa está que arde, pero tranquilo, en Fuel lo mantendremos al tanto de la situación para ver en qué termina la ultima locura de Elon Musk.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here